Discapacitados fueron cargados para llegar al Concejo por falta de ascensor

Distrito no tiene censo confiable dice concejal Ramón Ignacio Carbó

Las personas en condición de discapacidad tuvieron que ser cargados para llegar al recinto del Concejo para asistir al debate promovido por el concejal Ramón Ignacio Carbó, sobre las políticas del Distrito para atender esta población.

La dificultad se presenta porque el ascensor del edifico, donde también funcionada la Personería, está fuera de servicio desde hace 17 años.

La secretaria de Salud, Alma Solano, en su intervención, hizo una defensa de la actuación del Distrito y presentó las cifras de las inversiones que se han hecho para atender las necesidades de la población discapacitada.

Por su parte, Carbó afirmó que las cifra de 24 mil discapacitados en el Distrito, que entregó la funcionaria no coinciden con los 41.262, que maneja el Ministerio de Salud, lo que demuestra no hay un registro confiable.

Para el concejal del Partido Liberal frente a las políticas de discapacidad también se evidencian realidades como el sistema de transporte masivo con falta de cobertura y alimentadores accesibles, barreras en la mayoría de la infraestructura pública y privada de la ciudad, una atención en salud continúa poco preventiva, lenta y con ausencia de integralidad.

Otro de los cuestionamientos apunta a que según cifras suministrada por la Alcaldía, de 3.022 niños y adolescentes en situación de discapacidad están desescolarizados, lo que demuestra que no es suficiente la cobertura de educación básica y media para este sector de la población.

Los concejales mostraron poco sensibilidad sobre el tema cuando de los 21 solo asistieron 14 y al final solo quedaron 8. Como no había quórum para tomar una decisión de fondo, solo se aprobó una proposición en la que se estableció que la finalidad de convocatoria se había cumplido.

 

 

 

 

Cargando