LO ÚLTIMO 3 muertos y 98 capturados dejó ola de violencia en el país.Conozca más ⏩

Nuevo código no debe acorralar a la economía informal: Concejo de Cartagena

Al debate asistieron el comandante de la Policía Metropolitana, el director de Espacio Público, EPA, Control Urbano y Secretario del Interior

El Concejo cumplió con el debate de control político propiciado por la bancada de Cambio Radical, acerca de la aplicabilidad del nuevo Código de Policía en Cartagena, con el propósito de saber cuáles son los roles y competencias de cada entidad responsable, y además con qué herramientas cuenta cada una de estas para ejercer un verdadero control en temas sensibles como el manejo del ruido, invasión del espacio público, control a construcciones ilegales, entre otros.

A la cita llegaron los inspectores y corregidores de Policía, el director del Espacio Público, EPA, Control Urbano, Secretario del Interior, alcaldes locales y el director de la Policía Metropolitana de Cartagena, Henry Armando Sanabria Cely. Cada entidad pasó al tablero y en medio de las responsabilidades expusieron cada una de sus competencias frente al nuevo código y lo más importante con cuanto personal disponen y con qué herramientas cuentan.

Wilson Toncel Ochoa, concejal por el partido Cambio Radical, dijo que los ciudadanos se encuentran acorralados con la aplicabilidad del nuevo código de Policía en el corralito de piedra, “hoy la ciudad no sabe si sus acciones van a controvertir el nuevo código o no, la primera petición que le hacemos a la administración es que adelante procesos de socialización en cada una de las localidades, para que los ciudadanos sepan cuáles son sus derechos y hasta donde sus deberes que les asisten como ciudadanos”, aseveró el cabildante.

“Lo que acaba de suceder con las palenqueras vendedoras de frutas es injusto, nosotros tenemos que saber que nuestra ciudad tiene vocación turística y que muchas de las personas que ofrecen servicios turísticos lo hacen de manera informal como son los artesanos, vendedores de frutas, vendedores de dulces, y en las playas encontramos a los carperos, masajistas, chazeros e incluso venta de licores en las playas que lo prohíbe el nuevo Código de Policía”, detalló.

Dagoberto Macías, de la bancada de Cambio Radical, dijo que el tema ha ido más allá de lo inicialmente conocido, porque ha generado confusión en las funciones de las entidades, “tenemos a los alcaldes locales que las únicas funciones que tienen es vigilar y velar por el espacio público de bajamar, lo demás todo desapareció, además, la oficina de Espacio Público manifiesta que solo maneja acciones de segunda instancia y que en la mayoría de los casos la primera instancia es manejada por los agentes e Inspectores de Policía, no existe claridad, de ahí este tipo de debates para que el ciudadano entienda como funciona el sistema”, subrayó Macías.

Américo Mendoza, del partido ASI, dijo que no entendía como se perseguía a las personas que derivan su sustento diario del rebusque, cuando se observa que de cada 100 empleos, el 56 % obedece a la economía informal, “Yo pienso que el código de policía tiene unas normas de convivencia y competencias ciudadanas que no tendrían ningún tipo de negociación como el hecho perturbar el vecindario con una parranda, consumir licor y droga en las calles, entre otras, pero con lo que tiene que ver con la generación de empleo debemos tener un compás de espera”, puntualizó.

El Código de Policía ha sido un fracaso a nivel nacional

Para el concejal César Augusto Pión González, el nuevo Código de Policía ha sido un fracaso a nivel nacional, “las medidas que se han tomado demuestran en gráficas que no han podido solucionar los delitos que comúnmente se dan, hay una discrecionalidad de parte de quien ejerce el cumplimiento de la norma", sintetizó.

Cargando