Policía cartagenero asesinado en el Cauca, tenía 9 años en la institución

El patrullero contaba con 66 felicitaciones, 8 condecoraciones y tres menciones honoríficas, que lo exaltaban como integrante del ESMAD

En el municipio de Santander de Quilichao, sector La Agustina, departamento del Cauca, cuando miembros de la Policía Nacional, adscritos al Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), atendían el llamado de la comunidad que reclamaba su derecho a la libre locomoción, fueron atacados con armas de fuego por manifestantes.

En este procedimiento, dos integrantes de la institución policial fueron impactados con múltiples disparos siendo trasladados de urgencia a Santander de Quilichao y posteriormente a bordo de un helicóptero hacia la Fundación Valle del Lili en la ciudad de Cali.

Allí ante la gravedad de las lesiones, falleció el patrullero cartagenero Boris Alexander Benítez Laclerc, de 30 años, quien contaba con nueve años, 5 meses y cuatro días, en la institución policial.

El uniformado fallecido contaba con una excelente trayectoria que daba cuenta de 66 felicitaciones, 8 condecoraciones y tres menciones honoríficas, que lo exaltaban como integrante del Escuadrón Móvil Antidisturbios No. 7 del Departamento de Policía Risaralda, donde laborada desde 2015. También había pertenecido al Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Metropolitana de Bogotá y de la Metropolitana del Valle de Aburrá.

La Policía Metropolitana de Cartagena, anunció que dispuso del acompañamiento inmediato de un equipo interdisciplinario, para brindar apoyo psicológico a sus familiares en este momento de angustia y dolor, por la inesperada partida.

Por su parte, el Director de la Policía Nacional, general Óscar Atehortúa, denunció este martes que el patrullero cartagenero fue asesinado por la espalda. El oficial comentó que los uniformados fueron atacados cuando, atendiendo la petición de la ciudadanía, abrían paso para que pudieran pasar víveres, elementos quirúrgicos, combustibles y elementos de primera necesidad.

Cuando cumplían estas funciones de despeje de la vía, “fueron atacados, de forma aleve, por la espalda. Nuestro patrullero tiene heridas no solamente en el tórax sino en la espalda, lo que indica que, a mansalva, fue asesinado cuando solamente cumplía con un deber patriótico”.

El General dijo que el patrullero deja “un niño de seis años huérfano, cuya madre también es una integrante de la Policía Nacional”.

Cargando