Tras aviso de comprar Esimed Tunja gobernador acepta que aún no hay negocio

El gobierno de Boyacá todavía no ha convencido del todo a la agente liquidadora de Saludcoop para que le venda la antigua clínica de Saludcoop.

Sin embargo, el gobierno departamental asegura estar confiado en ser el oferente más cercano a efectuar la compra de la Clínica Esimed Tunja y antigua Saludcoop.

El pasado 8 de marzo, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la adquisición de la clínica de Esimed ubicada en Tunja, “fue confirmada por el gobernador Carlos Andrés Amaya como un hecho del Bicentenario que reivindica la salud materna como un Derecho Humano de la mujer”, según rezaba un comunicado de prensa de Gobernación de Boyacá.

Ese mismo día, y aduciendo “a la reivindicación y conmemoración los derechos de la mujer en Boyacá”, se bautizó a la Clínica Esimed de Tunja, que aun continua cerrada, con nombre de mujer, pero según confirmó la agente liquidadora de SaludCoop, Ángela María Echevery a Caracol Radio “si bien la Gobernación es uno de los interesados en adquirir la clínica, aún no se ha hecho una oferta concreta para la compra (…) hasta el momento no se ha celebrado ni promesa de compraventa, ni se ha hecho escrituras porque todavía no han legalizado la oferta concreta sobre la compra”, aclaró Echeverry.

“El nombre de la clínica evocará a una de las heroínas de la Campaña Libertadora en este, el año del Bicentenario. Se llamará la Clínica Materno Infantil Bicentenario María Josefa Canelones, recordando a esa mujer, pareja de un soldado del Ejército Libertador que pasó por el páramo de Pisba y que allí tuvo a su hijo, Patricio Libertad (...) nace el sueño de la dignidad en la salud materno infantil para todo el pueblo boyacense. Así, garantizando el derecho de la mujer a la salud materna, recordamos a esas valientes mujeres que hace 200 años lucharon por la libertad de todo un pueblo”, sostuvo el pasado viernes el Gobernador de Boyacá.

Mientras la agente liquidadora asegura que “actualmente hay varias personas interesadas (en la compra de la clínica en mención) y están haciendo la debida diligencia sobre la clínica, entre ellas la Gobernación de Boyacá, la Policía Nacional y algunas cajas de compensación familiar”, el mandatario de los boyacenses anunció como “un hecho la inversión de aproximadamente 25.000 millones de pesos para la adquisición de la clínica de Esimed, ubicada en el norte de Tunja, y la cual pasará a ser la más moderna clínica materno infantil del oriente colombiano”.

Explicó entonces el gobernador que la compra de la clínica en la que espera que nazca su hijo, David Amaya Assís, y que estará dotado de la tecnología de punta para todos aquellos neonatos que tienen necesidad de una unidad de cuidados intensivos neonatal y de especialistas en pediatría, tendrá una inversión por parte del Gobierno departamental es de “13.387 millones de pesos, los cuales se lograron priorizando recursos para poder cumplir este objetivo, mientras el Hospital San Rafael invertirá 11.613 millones”, según el comunicado público.

Cuatro días después de asegurar que estaba en firme la nueva adquisición de la infraestructura de salud, el gobernador Amaya adujo en un video publicado en sus redes sociales, que los recursos están listos para comprar la clínica “ya dispusimos los 25 mil millones”; pero también dejó en claro que el negocio todavía no está hecho ni pactado del todo; aun así, guarda la esperanza de que las cosas se van a dar para efectuar la compra-venta del inmueble.

Es decir, lo que a la fecha está sobre la mesa, es a penas la propuesta de intención de compra o de adquisición de la antigua clínica de Saludcoop, lo que llamó el propio gobernador de los boyacenses, ‘una estrategia’ en marcha: “queremos invitar a todas y todos gerentes de los hospitales públicos y privados de Boyacá, para que nos cedan sus acreencias ante Saludcoop, para con esas carencias ir a hacer la propuesta final al agente liquidador de Saludcoop”.

Añadió que “lo que queremos además de comprar la clínica es que la plata que es un enorme esfuerzo del departamento y del Hospital San Rafael, quede en los hospitales públicos y privados de Boyacá, con esas cesiones de acreencias o certificados, iremos a Saludcoop y lo que queremos es que al final cuando se autorice esa compra, podamos pagarle a los hospitales públicos y privados y lograremos comprar la clínica materno infantil, y fortalecer la red pública y privada de Boyacá, esos recursos que antes se iban a perder”.

El gobernador Amaya también señaló que tras haber asegurado los 25.000 millones de pesos que según su gobierno son necesarios para la compra de la Clínica, esta semana “estaremos en la Asamblea pidiéndole a los diputados su autorización para los 6.000 millones finales”.

Sin embargo, por ahora, no se ha explicado los fines de esos dineros que, de acuerdo con el mandatario, deben autorizarse en la Duma Departamental.

Cargando