Boyacá: gobernador promete que nueva terminal de Tunja estará lista en Mayo

El proyecto debía terminarse en 12 meses y lleva 46 en obra. El contratista se comprometió nuevamente a entregar al 100% la obra a mediados del 2019.

El gobierno de Boyacá asegura estar preocupado, y manifestó que no permitirá que la obra se convierta en un nuevo elefante blanco. Por eso, los equipos técnico y jurídico del Gobierno de Boyacá recomendaron que la manera más expedita de finalizar la obra es mediante esa figura jurídica.

La obra actualmente tiene un avance del 95%. El gobernador de Boyacá, Carlos Amaya, decidió prorrogar el contrato de obra para la construcción de la nueva terminal de Tunja, luego de que el 28 de febrero anterior había sido suspendido temporalmente debido a las demoras e incumplimientos del contratista.

El gobernador del deapatmento Carlos Andrés Amaya, expresó un último compromiso con el proyecto: que será entregado en un 100 % en mayo, y precisó que su Gobierno recibió la obra en un 15 % y con serios problemas de planeación, y hoy avanza en un 95 % a falta de algunos detalles y acabados.

“Mi intención era liquidar ese contrato. Incumplimientos del contratista son un irrespeto, no para mí, sino para los boyacenses. Sin embargo, equipos técnico y jurídico, me recomendaron la prórroga y así se hará”, manifestó Amaya.

Añadió el también presidente de la Federación Nacional de Departamentos, que “he dicho que de todo corazón quisiese liquidar este contrato porque ya no me aguanto el incumplimiento del contratista; pero hay que decir frente a eso dos cosas. La primera, que liquidar el actual contrato por incumplimiento podría demorarse uno o dos meses, en el mejor de los casos. Iniciar un nuevo proceso licitatorio por lo menos dos meses más en el mejor de los casos. Serían cuatro meses, mínimo".

Desde el punto de vista técnico, Amaya sostuvo que "del 5 % que queda el 3 % es acabado. El contratista actual tiene el personal acá, el material y la experiencia. Que entre uno nuevo podría tener algún inconveniente por falta de conocimiento de la obra. Entonces, con el argumento jurídico y técnico he tomado la decisión de no liquidar el contrato, considerando que sería extender la solución del problema. Levantamos así la suspensión del contrato y le damos una prórroga como fue solicitada por el propio contratista”.

En cuanto a la operación, la Junta Directiva de la sociedad pública, constituida en 2018 para tal fin por la Gobernación de Boyacá, la Alcaldía de Tunja y el Infiboy, determinó que se llevará a cabo mediante una concesión.

“Vamos a tener que esperar hasta mayo para recibir la obra por parte del contratista y en ese mismo momento entregársela al operador privado”, concluyó el gobernador.

Cargando