Disminución del caudal del Cauca en Mojana Bolivarense es de 57 centímetros

La afectación es grave en pesca, cultivos de arroz y maíz, evidenció visita de la Contraloría

Habitantes de la zona padecen los perjuicios socio-económicos provocados tras el cierre de la compuerta de Hidroituango y reclaman soluciones.

 

La situación más preocupante la padece la población del corregimiento de Guacamayo (Municipio de Achí), cuyos 1.800 habitantes viven principalmente de la pesca y la agricultura y hoy están en ascuas por los perjuicios que han sufrido estas actividades.

 

El equipo de la Contraloría General que se desplazó la semana que termina por el río Cauca, en la zona de los municipios de la Mojana Bolivarense, visualizó tramos que se pueden cruzar a pie.

 

Llamado de atención a EPM para que se preste atención a los afectados, se cense a los damnificados, se haga un inventario de los daños estructurales y ambientales y se definan pronto acciones de contingencia para minimizar el riesgo derivado de la disminución de caudal del río Cauca.

 

Un recorrido de una comisión de la Contraloría General de la República por la Mojana Bolivarense, pudo verificar directamente que la disminución del caudal del río Cauca tras el cierre de la compuerta de Hidroituango ha producido graves afectaciones en la vida socio-económica de la región y la situación más preocupante se presenta en el corregimiento de Guacayamayo, del municipio de Achí, en el sur del departamento de Bolívar, que está literalmente sin agua y no está recibiendo alimentación para los menores de edad.

 

Al momento de esta visita, se pudo verificar que la disminución de los caudales del río Cauca ha sumado 57 centímetros, desde el 16 de enero pasado, cuando se cerró la primera compuerta en Hidroituango, con lo que la actividad pesquera y cultivos como el de arroz se han afectado de forma sensible.

 

“La situación actual es de tal gravedad que el equipo pudo visualizar tramos del río que se pueden cruzar a pie, el corregimiento de Guacamayo no tiene agua pues su única fuente de abastecimiento es este afluente, a lo que se suma que la sede educativa no tiene servicio sanitario y no se cuenta con recursos para invertir en el mantenimiento de la sede”, indicó el Contralor Delegado para la Participación Ciudadana, Luis Carlos Pineda Téllez, que encabeza la comisión de la CGR que realiza esta inspección.

 

“Estudiantes y autoridades educativas manifestaron que no están recibiendo alimentación para los menores, debido a las afectaciones que siente una población de 1.800 habitantes, cuya principal actividad económica es la agricultura y la pesca”, agregó.

 

La comisión de la Contraloría se desplazó a la Mojana Bolivarense por el Río Cauca, a través de los municipios de Magangué, Pinillos y Achí (incluyendo su corregimiento Guacamayo), para lo cual contó con el acompañamiento de la Armada Nacional, la Procuraduría General de la Nación y organizaciones sociales de la región, y se tuvo así oportunidad de que los habitantes evidenciaran directamente las afectaciones que han sufrido por el proyecto Hidroituango.

 

La visita se cumplió en el marco de los compromisos adquiridos en la audiencia preventiva de Hidroituango, realizada en Medellín el pasado miércoles 27 de febrero.

 

Acciones a seguir y llamado de atención a EPM

 

Al finalizar el recorrido la Contraloría General de la República instaló en Magangué una Mesa Técnica que contó con la presencia de organizaciones sociales de La Mojana (Veeduría Nacional Ambiental, Técnica y Laboral, representantes del Consejo comunitario de seguimiento al Proyecto La Mojana, la Organización Regional de Piscicultura, Defensa Civil y Bomberos), la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres – UNGRD y el Fondo Adaptación, éste último como ejecutor de recursos a través del Megaproyecto La Mojana y de sectores como vivienda, educación, salud y reactivación económica.

 

“En la mesa técnica realizada se establecieron compromisos para que se presenten acciones inmediatas para superar calamidades. Además se solicita a EPM atención a los afectados y presencia en el territorio (Mojana Bolivarense) a fin que se proceda con el censo de población afectada, inventario de daños estructurales y ambientales y se definan acciones de contingencia para minimizar el riesgo derivado de la disminución de caudales del Río Cauca”, explicó el Contralor Delegado para la Participación Ciudadana, Luis Carlos Pineda Téllez.

 

Continúa el recorrido de la CGR

 

La Contraloría General de la República continuará el recorrido por toda la zona de influencia del Río Cauca, donde recopilará todas las denuncias de los actores que requieran atención la emergencia humana, estructural y ambiental generada por el proyecto Hidruitango, así como la crisis socio - económica que se presenta en la región.

 

“Durante las visitas que seguiremos realizando se generarán compromisos con las autoridades Departamentales y Municipales a fin que sean atendidas en forma inmediata las necesidades básicas de la población. Al mismo tiempo que trasladaremos a EPM las diferentes denuncias para que sean atendidas.

 

El recorrido culminará con una mesa institucional en Antioquia en la que se socializarán los resultados de las visitas en campo, así como los compromisos derivados de las situaciones evidenciadas, y las acciones de seguimiento a los mismos por parte de la Contraloría General, a través de su Delegada de Participación Ciudadana”, culminó explicando Pineda Téllez.

Cargando