En tacones, La Madame caminó el Centro de Cartagena para ir a una audiencia

Liliana Campos Puello, fue vista con varios de sus familiares y sin las debidas medidas de protección

Pasadas las 5 de la tarde de este martes, fue vista de manera sorpresiva en una de las calles del Centro Histórico de Cartagena, Liliana Campos Puello, mejor conocida como “La Madame”. Con una blusa blanca, pantalón naranja y tacones, la mujer señalada de liderar una presunta red de proxenetismo en la capital de Bolívar, caminó sin esposas en sus manos en compañía de varios familiares.

El hecho generó polémica en la ciudadanía cartagenera, quienes cuestionaron los protocolos de seguridad impuestos en la cárcel distrital de mujeres ubicada en el barrio San Diego, donde hoy se encuentra recluida.

Ante esta situación, el director del centro penitenciario, Jaime De Ávila, le salió al paso a las críticas explicando que La Madame no se encuentra libre y estaba escoltada por un guardián vestido de civil hacia una audiencia de acusación programada por el Juzgado Segundo Penal del Circuito, dentro del proceso que se lleva en su contra.

“La señora Liliana salió del centro carcelario con un guardián faltando 20 minutos para las 5 hacia donde se iba a cumplir la diligencia, lugar que está solo a cinco o seis cuadras del penal. Quien la custodiaba estaba vestido de civil porque todos esperan que la Secretaría del Interior les entregue sus uniformes de dotación”, manifestó el funcionario.

De Ávila, agregó que este mismo procedimiento se aplica con cada una de las internas que tengan que cumplir con una audiencia dentro de sus procesos judiciales. “Si el guardián no le colocó las esposas, me imagino que fue por dignidad porque los reclusos aun estando recluidos, no pierden sus derechos humanos. Además no teníamos vehículo asignado”, sostuvo.

Se conoció que la audiencia fue aplazada por la inasistencia de los otros familiares procesados en este caso, quienes no fueron trasladados por el INPEC desde la cárcel de hombres San Sebastián de Ternera.

Cargando