LO ÚLTIMO MinInterior: "Sabemos que detrás de esto hay intereses políticos que quieren alterar el orden público": Conozca más ⏩

Preocupación frente a método de fijación de base gravable de licores

Fenalco Bolívar expresó sus inquietudes por el carácter turístico de Cartagena

Un buen inicio de año para el sector de bebidas refrescantes y cervezas muestran los resultados de la encuesta de opinión del Gremio. Todo indica que en enero la aplicación del llamado impuesto “plurifásico” no hizo mella en el consumo, mientras que suerte distinta han corrido los despachos de vino a restaurantes y hoteles que si han disminuido y lo que parecía un problema menor se ha convertido poco a poco en un asunto objeto de generalizada preocupación sectorial.

Gracias a una idea marcadamente fiscalista que prosperó en el Congreso, el impuesto a los licores, particularmente al vino, ha hecho que cierren varias firmas importadoras, y ha reducido drásticamente el valor del gasto en bebidas espirituosas para consumir en el sitio de venta.

Es el DANE quien debe certificar la base gravable para cada uno de los productos específicos sujetos al impuesto al consumo de alcohol pero en nuestro concepto su metodología no es la más apropiada. La entidad excluye los datos de importadores, productores y centrales mayoristas que registran precios más bajos, en comparación con los de las fuentes de información seleccionadas por el DANE, argumentando que se trata del último precio de la cadena de abastecimiento. Sin embargo, los mayoristas y el canal e-commerce también atienden al consumidor final. De otra parte, los restaurantes, hoteles y bares por hacer parte del último eslabón de la cadena, fueron incluidos como fuentes de información.

“Debemos señalar que las bebidas alcohólicas que se venden en dichos establecimientos tienen implícito un cobro por servicio, pues su objeto no es la venta de bebidas sino brindar un servicio de preparación de comidas, de alojamiento o de entretenimiento y por ello los precios identificados en este segmento pueden ser varias veces mayor que en los demás canales de comercialización. Por ello creemos que tales establecimientos no deben ser tenidos en cuenta como fuentes de información” señaló Mónica Fadul directora Fenalco Bolívar.

Difícil situación están viviendo los restaurantes y hoteles que los tienen en sus cartas, tal como se ha evidenciado en reciente sondeo del Gremio en Cartagena, dado que el impuesto que deben pagar los consumidores por ese producto es mayor que el precio de compra al por mayor. No sobra anotar que según la Corte Constitucional, “en lo referente a impuestos, no cabe duda de que la opción de transferir competencia a las autoridades administrativas para fijar cualquiera de los elementos tributarios no existe”.

“Reconocemos que estamos siendo escuchados por el Director del DANE pero lo que esperamos es que acoja las preocupaciones y haga las modificaciones a la metodología, pues no solo se verán afectados los establecimientos formales de comercio que deberán luchar contra la competencia desleal de quienes preferirán mantenerse en la informalidad o dar un paso hacia ella sino que invariablemente se abona el terreno para el contrabando“, señaló Mónica Fadul Rosa

Cargando