Murió hombre tras recibir golpe en la cabeza con un adoquín en Cartagena

La víctima fatal se debatió dos días entre la vida y la muerte en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Madre Bernarda

Los esfuerzos del personal médico de la Clínica Madre Bernarda, ubicada en el sur de Cartagena, no fueron suficientes para salvarle la vida a un hombre de 43 años identificado como Javier Silva Gómez, quien fue víctima de la actual ola de delincuencia que azota a diferentes sectores de esta capital.

El calvario para la víctima fatal, empezó en horas de la tarde del pasado martes 5 de febrero cuando se encontraba trabajando como mototaxista en el sector La Islita del barrio El Pozón. Hasta allí, habría llegado con una pasajera y segundos después fue abordado por un sujeto que pretendía hurtarle todas sus pertenencias.

Al parecer, el presunto delincuente aprovechó el descuido de Silva Gómez para esconderse detrás de un carro y pegarle fuertemente en la cabeza con un adoquín dejándolo tendido en el suelo gravemente herido.

Vecinos del sector lo auxiliaron y trasladaron a las instalaciones de la Clínica Madre Bernarda, donde falleció ante la gravedad de la lesión. Del supuesto responsable, se conoció que se identifica con un nombre falso, razón por la cual las autoridades no han podido dar con su paradero.

Silva Gómez, residía en el sector 11 de noviembre del barrio Olaya Herrera con sus tres hijos, salía desde las 6 de la mañana a hacer carreras, y era el tercero de cuatro hermanos.

Cargando