MOVILIDAD

Director de Tránsito defiende reducción de la calle 33

La decisión busca que baje el número de accidentes en la intersección con la carrera 24. El año pasado hubo 24 percances.

La polémica reducción de la carreras 24 con calle 33 de Bucaramanga busca reducir el nivel de accidentalidad pues el año pasado ocurrieron 22 accidentes con 19 personas heridas. El director de Tránsito Germán Torres Prieto dijo a Caracol Radio que la instalación de taches amarillos, para obligar a que los conductores bajen la velocidad, se financió con dineros de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

El funcionario dijo que la medida se adoptó porque los conductores no podían ver bien cuando llegaban al cruce ya que hay una casa que impide tener un panorama claro antes de seguir la marcha. Aseguró que el esque no será replicado en otros puntos de la ciudad donde también hay alto riesgo de accidentalidad.

Torres Prieto indicó que no hay plata para instalar semáforos como lo sugirió la opinión pública. Explicó que modernizar la red de Bucaramanga tiene un valor de más de $50 mil millones. "Primero la seguridad y luego la movilidad", dijo.

Cargando