SEGUIMIENTO

Último adiós al cadete pereirano que soñaba con ser un héroe de la patria

En Pereira con un homenaje póstumo despidieron a Diego Alejandro Molina Peláez, su padre agradece el acompañamiento de todos los risaraldenses

Con calle de honor en el aeropuerto Matecaña y acompañado de su familia, fue recibido Juan Diego Molina Peláez, el cadete de 20 años oriundo de Pereira, quien falleció en el atentado perpetrado por el ELN el pasado 17 de enero en la escuela General Santander en Bogotá.

Su padre Jhon Diego Molina, agradece el acompañamiento que han recibido, “Mucha gratitud por todas las personas que nos han acompañado, ese aliento ha sido lo que nos tiene a nosotros parados porque esto es una situación muy complicada, tener uno que enterrar a un hijo con todo un futuro por delante, con todos unos sueños, con toda la lucha para levantarlos, para que sean gente, gente de bien capaces de servirle a una sociedad y que terminen de esta manera, es una pesadilla para uno

En medio de una gran multitud de Risaraldenses se llevó a cabo la ceremonia litúrgica, los asistentes, en medio de aplausos de gratitud y con los honores que corresponden a un héroe de guerra, acompañaron a la familia a dar el último adiós a este joven que siempre quiso servir a la patria,

“La despedida a un ángel, a un cadete de honor que falleció abrazando la bandera de la patria, siempre estuvo orgulloso de ella, murió haciendo lo que quería, es un héroe para nosotros”, estas fueron las palabras del general de la Policía Nacional Óscar Atehortúa Duque.

Agregó además que los violentos tarde o temprano van a caer y que las unidades de inteligencia e investigación criminal entregarán pronto resultados rotundos.

Cargando