Vuelve el Batallón Bolívar a Boyacá tras ruptura de diálogos con el ELN

Más de 600 soldados que se encontraban en una misión en El Catatumbo, volverán al departamento en menos de 3 meses para contrarrestar a esa guerrilla.

Desde marzo del 2017, el Batallón Bolívar salió con 600 hombres para El Catatumbo (Norte de Santander), para apoyar la ofensiva contra el grupo armado organizado de Los Peluzos dentro de otras Bacrim y grupos narcotraficantes.

Tras la ruptura del diálogo entre el gobierno del presidente Iván Duque y la guerrilla del ELN (Ejército de Liberación Nacional), debido a la alerta por retaliaciones de esa guerrilla entre Arauca, Boyacá y Casanare, y al aumento de milicianos de esa guerrilla en ese corredor limítrofe, el Ejército Nacional evidenció la necesidad de retornar el Batallón que durante más de un siglo le sirvió a los boyacenses.

El comandante de la Primera Brigada del Ejército Nacional, coronel Omar Zapata, sostuvo en Caracol Radio que “fue una decisión tomada por el comando general del ejército, a buena hora porque tenemos varias áreas del departamento de Boyacá que se encuentran sin tropas, y necesitamos reforzarnos para contrarrestar cualquier intento terrorista del ELN o de cualquier grupo armado o delincuencial, y garantizar la seguridad y tranquilidad en la región”.

El Batallón Bolívar regresará cuando otras tropas asignadas por el comando central del ejército, asuman las misiones que tienen actualmente los 600 hombres que conforman el mencionado batallón.

Mientras tanto, “el Estado Mayor de la Primera Brigada y los comandantes de los Batallones que conforman la misma, están evaluando si se le asigna o no al batallón bolívar la jurisdicción que tenía, o si se le diseña otra jurisdicción de influencia para que asuma otras tareas conjuntas. Estamos en ese análisis juicioso para que el batallón regrese con efectividad”, explicó el coronel Zapata.

Se espera que en menos de 3 meses, el Batallón se concentre sobre las zonas más afectadas por el conflicto en Boyacá, tales como Labranzagrande, Socotá, Pisba, Paya, Chita, Jericó, Soatá, Pajarito y Cubará dentro de otros municipios.

“En Tunja seguirá dispuesto el puesto de mando atrasado y el Batallón Bolívar se desplegará por todo el departamento en zonas neurálgicas de mayor influencia delictiva del ELN, para mejorar la seguridad en todos los niveles”, concluyó el comandante de la Primera Brigada.

En un consejo extraordinario de seguridad que se desarrolló en la tarde de este lunes 21 de enero, se establecieron trabajos conjuntos entre Policía Nacional y las fuerzas militares, para evitar nuevas acciones terroristas del ELN, contra la fuerza pública, contra la población civil y contra la infraestructura petrolera.

El Ejército promueve las líneas gratuitas 146 – 147 para que con información de la comunidad, sigan frustrando cualquier acción terrorista.

Cargando