Corpoboyacá adelanta acciones contra el tráfico de animales silvestres

De la mano del ejército del grupo Silva Plazas, inician estrategias en pro de la fauna silvestre en la provincia de Lengupá.

La corporación autónoma de Boyacá, Corpoboyacá, adelanta el control a la extracción ilegal de la fauna silvestre y sus derivados, de su habitad,  lo que es considerado como tráfico de especies, sacándolas de su medio natural con el objetivo de venderlas como mascotas o en comercialización para diferentes fines, como objetos decorativos o medicinales.

En los últimos 5 años Corpoboyacá ha recibido cerca de 670 ejemplares de los cuales poco más de 50% han vuelto a su habitad natural, por eso de la mano de las autoridades como policía y ejército se realizan puestos de control en vías y centros poblados, para evitar estos casos. 

Los animales más afectados por el tráfico son los loros, guacamayas, tortuga hicotea, tortuga morrocoy y algunos primates como el mono cariblanco, mono maicero y el mono ardilla.

“Estamos con una campaña fuerte de comunicación y sensibilización para proteger esta fauna, además desde el ministerio de medio ambiente ya se emitió la comunicación de que próximamente será abolida la entrega voluntaria de éstas especies, el llamado es para que quienes tengan en su poder estos animales los entreguen y evitar sufrir las consecuencias por el tráfico de estas”, explicó Claudia Yaneth rivera, bióloga de ecosistema y gestión ambiental de Corpoboyacá.

De esta manera ya solo se manejarían dos de las tres formas de ingreso de especies a la corporación que son decomiso, cuando comunidad alerta de las especies que son retenidas en domicilios, entrega voluntaria y rescate, en este último se ven especies como aves rapaces.

Este proceso tendrá alianza con el ejército en la provincia de Lengupá para llegar a las comunidad de concientizar del daño al medio ambiente a través del tráfico de la fauna silvestre, ya que de cada 10 ejemplares de estas especies 9 mueren en procesos de tránsito ilegal. 

Cargando