‘Escuadrón de búsqueda’ de niños sin matricular en colegios de Boyacá

Los padres de familia que no garanticen la educación de los niños en el 2019, podrán ser objeto de sanciones que van hasta la pérdida de la custodia.

Con el ánimo de ir contra la deserción escolar en Boyacá, contra el trabajo infantil, y con el objetivo de que los niños estén en las aulas y no realizando otras actividades, avanza una especie de ‘escuadrón de búsqueda’ de niños no matriculados conformado por profesores, rectores y hasta administrativos de colegios oficiales.

El secretario de Educación del departamento Juan Carlos Martínez explicó en Caracol Radio que “nadie, ni mucho menos los padres de familia pueden tomar la decisión de que los niños no estudien. Todos los adultos tenemos que velar para garantizar su derecho fundamental al acceso educativo. Por eso estaremos en la tarea de a hacer seguimiento uno a uno de nuestros estudiantes, siendo muy observadores, para buscar el que no nos aparece en las listas escolares e incluirlo en nuestras aulas de clase”.

Agregó que “con las listas del año anterior podemos verificar si los niños se movieron a otro departamento o a otra ciudad, en caso de que sigan sin matricular, es decir, podemos detectar fácilmente que haya alguna negligencia en llevar a los niños a estudiar. A los comisarios de familia, a personeros y defensores de derechos de niños, también les pedimos apoyo para que ninguno se nos quede sin estudiar en el 2019”.

Y es que sin contar las instituciones educativas de primaria y bachillerato en Tunja, Duitama y Sogamoso (quienes manejan sus propias secretarías de educación), el departamento cuenta con 254 colegios públicos en donde se forman más de 2.120 estudiantes, y alrededor de 50 instituciones privadas en esta jurisdicción.

El jefe de la cartera de educación del departamento, advirtió que los padres de familia que no tengan matriculados a sus hijos en alguna institución educativa, serán objeto de sanciones que incluso podrían acarrear la perdida de la patria potestad y la custodia de los hijos.

“Es una obligación y un derecho fundamental que tiene que aplicarse con rigor”, mencionó Martínez.

Señaló que “no hay excusa para no llevar a los niños a los colegios, ya que por ejemplo, el departamento tiene garantizados los recursos y ya contrató los servicios de Alimentación Escolar para todo el periodo lectivo del 2019 en toda la región, es decir, el PAE está al día y listo para brindarse a los niños en las instituciones”.

Martínez concluyó que ni siquiera el transporte será un impedimento para que los niños reciban educación este año, ya que “están disponibles 42 buses que suministramos en el 2018 a instituciones oficiales, los cuales moverán al menos a 3.000 niños de zonas rurales, en este 2019”.

Cargando