Por temporada seca intensifican controles ‘anti pirómanos’ en Boyacá

Las sanciones por incendios forestales intencionados, incluyen multas millonarias y hasta cárcel.

Las corporaciones autónomas, la policía, los cuerpos de bomberos, y la oficina departamental de gestión del riesgo, aseguran que 'pondrán en cintura' a quienes no acaten las recomendaciones y generen incendios sobre la cobertura vegetal, toda vez que en esta época de verano, los riesgos de que se presenten conflagraciones son mucho mayores.

Y es que al menos “el 90% de los incendios forestales que se han presentado en diciembre del 2018 y en los primeros 4 días de enero del 2019, han sido provocados por la irresponsabilidad del ser humano, y por manos criminales. Quemas agrícolas que se salen de control, fogatas, colillas de cigarrillos arrojadas en zonas boscosas dentro de otras conductas, han sido las principales causas de los incendios”, explicó en Caracol Radio el delegado de bomberos en Boyacá, Pablo Díaz.

Recordó que “incluso en el nuevo Código de Policía hay sanciones de hasta 700.000 pesos, que se aplicarán a quienes inicien un incendio. Los comandantes de cuerpos de bomberos, tienen la plena convicción en que hay que dar con los responsables de estos hechos para dejar buenos precedentes, y en esto también nos apoyan las corporaciones autónomas, porque no podemos permitir que sigan atentando contra nuestros ecosistemas”.

El director de Gestión del Riesgo en Boyacá, German Bermúdez le hizo una recomendación a los ciudadanos para evitar emergencias en zonas naturales: “estamos en un momento crítico de la temporada seca de comienzo de año, por eso es fundamental que la gente nos colabore, que nos ayude evitando realizar quemas imprudentes en bosques que se salen de control, las fogatas hay que impedirlas si es posible, los fumadores deben ser más precavidos, y los ciudadanos deberían denunciar cualquier situación que signifique riesgo de emergencia por incendio”.

Las autoridades advirtieron que quienes no acaten las recomendaciones dadas para evitar los incendios forestales y originen conflagraciones, se hacen acreedores a penas de prisión que oscila entre 16 y 144 meses, más una multa de 13 a 150 salarios mínimos legales mensuales vigentes, si el daño es un bien mueble.

Pero si el incendio afecta a un bien inmueble, el responsable de dicha acción podrá ser sancionado con una pena privativa de la libertad (cárcel) por un tiempo que oscila entre 32 y 180 meses más una multa de 133 a 750 salarios mínimos legales mensuales vigentes, de conformidad con el Artículo 350 del Código Penal, Decreto 948 de 1995.

En Colombia, la persona a la que un juez declare culpable de provocar un incendio forestal, puede enfrentar penas entre tres y seis años de prisión y multas que varían de acuerdo con la intensidad y extensión del daño causado.

Se debe considerar es que en épocas de sequía, con altas temperaturas y vientos constantes, se debe tener especial prudencia en el manejo de los factores que pueden iniciar el fuego. Una chispa, un fósforo encendido, o un vidrio que actúe como lupa, pueden dar origen a un incendio forestal.

Las autoridades invitan a la comunidad a que denuncien a quienes provoquen un incendio forestal, llamando a la linea gratuita nacional 123 de la Policía Nacional. Pero si el incendio ya está en curso, es necesario comunicarse con los bomberos de la localidad más cercana. 

Los Cuerpos de Bomberos cuentan con el apoyo del Batallón de Prevención y Atención de Desastres del Ejército Nacional, la Defensa Civil Colombiana, la Policía Nacional, los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo y Parques Nacionales.

Boyacá tiene en alerta roja al 78% de sus municipios por incendios forestales. Tunja, Duitama, Sogamoso, Villa de Leyva, Ventaquemada y Chiquinquirá, hacen parte de los municipios en alerta máxima por incendios forestales.

Mientras tanto, el centro del departamento, también está en alerta naranja y roja por heladas.

Cargando