Polémica por eliminación de mural en el centro histórico de Bogotá

La Alcaldía respondió que la decisión se tomó por petición del dueño del predio en La Candelaria.

En medio de las críticas, a través de las redes sociales, por la eliminación de un mural en el centro de Bogotá, la administración distrital respondió que se trató de una solicitud de un privado. Sin embargo, la Alcaldía asegura que esa zona de la ciudad no es lugar para la práctica de grafitis.

La alcaldía debe proteger el patrimonio. Llevamos un año trabajando para enlucir fachadas, que estaban llenas de grafitis vandálicos. Se armó la polémica por un mural en la parte norte del chorro de Quevedo que el propietario del predio nos pidió que borráramos”, explicó Mauricio Uribe, director del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural.

Uribe agregó que, en ese sentido, “cada quien decide si quiere tener un mural o no en su fachada. El centro no es el lugar para murales”.

El director de esa entidad anunció que en los próximos días la Alcaldía dará a conocer cuáles son los espacios habilitados en la ciudad, para la práctica de los grafitis.

Cargando