Lo más leído

  • Denuncian discriminación a venezolanos en la Zona T de Bogotá
  • "Cubre lo necesario", le dicen a Mara Cifuentes por esta foto en bikini
  • ¿Se le olvidaron los pantalones? Lina Tejeiro publica sus buenos días
  • "Hasta en pijama se ve linda", le dicen a Valerie Domínguez por esta foto
  • Profesor le pegó a su alumno por no usar el tapabocas (VIDEO)
  • Más de 100 sancionados durante la caravana de Halloween en Pereira

De Santiago de Chile para las Farc

Gonzalo es un guerrillero chileno de 48 años, y vive en el campamento de Pondores.

Gonzalo es un guerrillero chileno, uno de los cuatro extranjeros que hay en el campamento de Pondores, en La Guajira. La dejación de armas y los avances del proceso le permitieron agruparse en este punto, en donde ha vuelto a recobrar el contacto con la vida urbana, esa que en un principio lo trajo a Colombia, a luchar por el comunismo en las células urbanas de las Farc, por allá en 1986.

Le ha hecho el quite a la muerte, estuvo en Nicaragua en la guerra sandinista, después llegó a la Medellín de los carteles de la droga, hasta finalmente recaer en las montañas de la costa para emprender la lucha armada. Ahora, con su cabello cano y frondosa barba, es un referente en cuanto a enseñanzas de ideología comunista y orden en el campamento.

Gonzalo, pasa sus días leyendo algún libro o atrapado en su otro gran amor, la música. "Lo es todo, la música ha sido un factor muy importante para soportar los extremos que se viven en una lucha armada", dice. Se confiesa más colombiano que chileno, finalmente ha pasado más tiempo aquí que en su país natal. Distinto al discurso cliché de los enamorados del país, que los paisajes, que su gente, y tantas otras cosas, Gonzalo se confiesa arraigado a esta tierra por su causa de lucha, misma que quiere continuar ahora sin armas.

Sus días en el campamento transcurren entre la expectativa por lo que sigue y la adaptación a su nueva vida. Confiesa que no ha sido fácil vivir nuevamente en contacto tan estrecho con la sociedad, y recuerda como ejemplo la primera vez que bajó del monte. "No es un hecho menor, es algo complejo, te sientes obnubilado por casi todo, la luz de un semáforo, el pito de un carro, las luces de las de la ciudad, todo te pone alerta, es algo indescriptible", cuenta.

Nació en 1969, en el seno de una familia pobre en Santiago. Desde joven se incorporó a las juventudes comunistas de Chile, en la clandestinidad por el tema de la dictadura de Pinochet. Junto a varios compañeros se trasladaron a Nicaragua un año para cumplir una 'misión internacionalista' en 1979. Después de ese episodio le ofrecieron venir a Colombia y desde entonces no se ha vuelto a ir.

"Estando acá en Colombia en Chile se da el cambio de gobierno, y yo con 21 años, tenía toda la disposición de estar muerto, no por ser amarillistas, sino porque es cierto, el Che Guevara dijo que quién iniciara esta causa debería estar dispuesto a dejar la vida y así fue en ese entonces", relata.

Le gusta el contacto con la sociedad, el trabajo político y compartir con las comunidades. A raíz del proceso de paz ese contacto se ha incrementado, vive activamente en contacto con la gente de Conejo y las otras veredas cercanas, y eso lo motiva a seguir en Colombia a pesar de ya haber tenido contacto con sus familiares en Chile. "Naturalmente quisiera volver, pero de visita. Es poco lo que puedo hacer ahora en mi país natal", dice.

Mientras fuma un cigarrillo sin filtro, sigue contando su realidad. Cuenta qué día a día han venido ganando confianza y limando asperezas con la Policía, el Ejército y la misma sociedad. "Los días aquí pasan entre visitas de gente que nos veía como unos monstruos y al llegar y hablar con nosotros se da cuenta que no es así, a mí particularmente me llama la atención eso, qué hacemos entender a quién nos visita que nosotros no somos militares, somos políticos, finalmente es la idea de nuestra organización", sentencia.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir