El ICA realiza vigilancia epidemiológica en cultivos de arroz en Bolívar

Se revisan 8 mil hectáreas sembradas del grano en el departamento

El ICA, Seccional Bolívar, realiza vigilancia fitosanitaria en por lo menos 18 mil hectáreas sembradas de arroz en el departamento, como parte de las actividades realizadas por el Instituto para determinar los principales problemas que están afectando la producción de este cultivo e implementar estrategias efectivas para la prevención, vigilancia y control de enfermedades.

Las actividades que se realizan en las distintas visitas a los predios, se hacen teniendo en cuenta la extensión del cultivo y de conformidad con los protocolos técnicos, se realiza la inspección de algunas plantas, revisando la raíz, el tallo, la vaina, la hoja, la espiga y el grano, para determinar si hay presencia de alguna plaga o enfermedad, según sean los síntomas y/o signos.

En la actualidad se realiza vigilancia de las enfermedades que afectan este tipo de cultivos como el añublo de arroz, añublo de la espiga, mancha foliar, añublo de la vaina, virus de la hoja blanca, sogata, ácaro blanco del arroz, carbón del grano, entre otros. Funcionarios del ICA realizan como medidas complementarias jornadas de educomunicación sobre plagas y enfermedades, implementación de Buenas Prácticas Agrícolas, entre otros aspectos.

“La prevención es la mejor estrategia para evitar el ingreso de plagas y enfermedades al cultivo, entre las recomendaciones sanitarias están: usar semillas certificadas, insumos adecuados, implementar un plan de manejo de plagas, programa de fertilización implementado por un asistente técnico que determine el uso de insumos, realizar control de malezas, utilizar equipos calibrados y realizar la recolección en las fechas oportunas”, indicó Emilio Turbay, líder del proyecto de arroz del ICA en Bolívar.

En el departamento se realiza la siembra de arroz con sistemas de riego y secano. En María la Baja se siembran 1.500 hectáreas semestrales, en los municipios de Córdoba, Magangué y Cicuco y en la zona sur los municipios de Achí y San Jacinto para un aproximado de 19.000 hectáreas sembradas por año en Bolívar.

“Es necesario que los productores entiendan que la única manera de obtener un cultivo sano y productivo es la prevención, hacer los procesos bien desde el inicio, utilizar semilla certificada, fertilizar, hacer control preventivo de plagas, fertilizar de manera adecuada y oportuna y recolectar un producto sano e inocuo. El ICA continuará haciendo el acompañamiento a los productores y continuará trabajando por mantener el estatus fitosanitario del país”, afirmó el líder de proyecto.

Cargando