Río Magdalena alcanza los 9 metros de altura a su paso por El Banco Magdalena

El Viejo Puerto soporta lluvias continuas hace 14 horas.

La gente dice en las calles de El Banco Magdalena que el cielo se rompió en esta parte de la región al completar más de 14 horas continuas de un torrencial aguacero que comenzó la tarde del día anterior y no ha parado. 

Antes de las lluvias ya El Banco estaba inundado en los barrios más bajos y zonas comerciales como el mercado público cuya plaza quedó inhabilitada afectando a los comerciantes que siempre son los primeros en verse afectados cuando el río se desborda. 

Las fuertes lluvias producen aumento de los caudales de todos los afluentes que reciben agua del Río Magdalena trayendo como consecuencia varios desbordamientos de caños, quebradas, pequeños espejos de agua y humedales, haciendo más compleja la situación invernal que enfrenta esta parte del Magdalena

Anoche la Defensa Civil recibió en los albergues 20 personas que se vieron en la obligación de salir de sus viviendas y buscar refugio ante la intensidad de las lluvias y el riesgo que corrían sus vidas. 

Las autoridades han reportado una vivienda derrumbada pero sin víctimas. Los cultivos de Pan Coger, la cría de animales, la siembra de otros cultivos, todo ha quedado bajo agua, lo que sumerge a la población campesina en una emergencia económica y a punto de afrontar la sanitaria por el rebose de aguas residuales. 

En la parte baja de El Banco las comunidades han pedido la intervención de maquinaria, pero el gobierno departamental en coordinación con la alcaldía del municipio asegura que mientras esté lloviendo no es posible esta intervención. 

Por el momento la atención médica y la vigilancia permanente de los organismo de socorro son las prioridades aplicadas en esta emergencia que vive el municipio a la espera que las aguas bajen y la lluvia aminore.

Cargando