Tribunal Superior de Santa Marta ordenó suspensión de demolición de un cerro en El Rodadero

La decisión se debe a una tutela presentada por los pueblos indígenas de la Sierra Nevada que aseguran que esa construcción está desapareciendo un lugar sagrado para sus culturas.

GOOGLE MAPS

Luego de una protesta pacífica y la instauración de una tutela por parte de los pueblos indígenas de la Sierra Nevada, la Sala de Decisión Civil Familia del Tribunal Superior de Santa Marta ordenó suspender la demolición de un cerro rocoso en El Rodadero que para las autoridades ancestrales del resguardo Kogui - Malayo – Arhuaco es un lugar sagrado en sus creencias y culturas.

Ese cerro estaba siendo demolido para construir en su lugar un edificio residencial llamado Magenta y que estaba siendo comercializado en ferias inmobiliarias por la firma Araujo y Segovia.

La decisión del Tribunal Superior también ordena un plazo de dos días para que se pronuncien explicando su responsabilidad en el caso el Ministerio del Interior, la Alcaldía de Santa Marta, la Curaduría Urbana número 1, la Sociedad Farallones SAS y la Sociedad Alianza Fiduciaria S.A

De acuerdo con las autoridades ancestrales, ese cerro es un territorio ancestral sagrado que llaman ‘Línea Negra’ porque une estratégicamente la parte baja de la Sierra Nevada de Santa Marta con la parte alta de ese macizo entre los departamentos de La Guajira, Cesar y Magdalena.

Según describen los líderes indígenas se trata de un cordón de protección cultural de los cuatro pueblo indígenas que habitan el macizo intertropical y el cerro que han ido desapareciendo con maquinas es identificado por sus pueblos como Jate Matuna.

 

 

Cargando