Para que su padre la despiediera, hasta la cárcel llegó fúneral en Barranquilla

El INPEC, habría negado permiso para que el interno asistiera al sepelio de su hija de 10 años.

El ataúd donde reposaba el cuerpo de Ailen Padilla, debió ingresar con 4 de sus familiares a la cárcel distrital del Bosque para que su padre pudiera darle el último adiós.

Según Wendy Durán madre de la menor, habían solicitado al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario INPEC, un permiso para que el padre de la menor que se encuentra recluido desde hace 9 meses en el centro carcelario, asistiera al funeral.

“Sin embargo ellos le negaron el permiso y dijeron que era mucho tramite y que no había tiempo”.

La infante que contaba con 10 años y residía en el barrio La Cordialidad al sur de Barranquilla, padecía leucemia hacia 4 años indicaron sus familiares.

……

Cargando