El fallo de la Corte Constitucional que favoreció a gay en Barranquilla

El Alto Tribunal ordenó cesar cualquier acto discriminatorio contra el afectado.

Ante las condiciones de convivencia en el conjunto residencial ‘Villa Catalina’, al norte de Barranquilla y a la vulneración de los derechos fundamentales por su condición de homosexual por parte de sus vecinos, Héctor Sánchez Escorcia, instauró una acción de tutela el 12 de noviembre del 2015 contra la Inspección Decima de Policía Urbana de la capital del Atlántico y 11 copropietarios, en defensa de sus derechos fundamentales, libre personalidad y diversidad sexual.

En dicha acción motivada por una querella por perturbación a la posesión, por algunos de los residentes en contra du su progenitora no se le permitió actuar y por el contrario los obligaron a readecuar unas plantas que se encontraban en su predio.

Según el denunciante era objeto de constantes agresiones verbales e inclusive físicas, al igual que sus progenitores con quienes convive.

El Juzgado Diciseis Penal Municipal con funciones de Control de Garantías, denegó por improcedente la acción de tutela que había promovido el afectado contra la Inspección Decima Urbana de Barranquilla.

Una impugnación lo eleva al juzgado Segundo Penal del Circuito con Funciones de Control de Garantías, que resuelve en fallo del 5 de febrero del 2016 confirmar la decisión de primera instancia.

Finalmente ante el estudio que hace la Corte Constitucional de la acción de tutela Instaurada por Héctor Sánchez y con fundamento en lo contemplado en el inciso 3º del artículo 86 y el numeral 9º del artículo 241 de la Constitución Política.

Resuelve a 11 de los vecinos de ‘Villa Catalina’, cesar de manera inmediata cualquier tipo de discriminación contra el accionante.

Así mismo se instó a los propietarios en cumplimiento de su deber legal, a gestionar los trámites tendientes al registro, inscripción y certificación de la personería jurídica de dicha copropiedad.

Cargando