Colegio en el sur de Bogotá lleva 10 años en construcción

El Colegio María Cano sería entregado en agosto con un cupo para 2.200 estudiantes.

Caracol Radio encontró el caso de la construcción de un Colegio en la localidad Rafael Uribe Uribe que debió haberse terminado en 2007. En los contratos iniciales, se establecía que la obra debía costar alrededor de $11.000 millones, pero se terminó invirtiendo más de $29.000 millones.

La Secretaría de Educación aseguró que el retraso de las obras se debió a inestabilidad en el terreno y a que las pasadas administraciones dejaron abandonada la obra.

“En la modalidad del primer contrato, se estipuló que se tenía que entregar el colegio funcionando, pero no contaron con las características que tiene el terreno y eso generó una serie de discusiones jurídicas y solamente, a finales del año 2014, se logra reactivar el proyecto. Es un problema que ha demandado demasiados recursos. Todo ese dinero se hubiese podido optimizar de forma diferente”, señaló el director de construcciones de la Secretaría, Edward Padilla.

Por su parte, la comunidad pide que se cumpla el cronograma y quiere ver avances serios. “Se creó ese espacio y se notificó a todos los barrios que iba a ser un mega colegio para que los muchachos no tuvieran que salir fuera de la localidad, pero vemos con frustración que pasaron los años, y nadie nos dio explicación de qué era lo que había pasado”.

Antecedentes:

El primer contrato para los anteproyectos del colegio está fechado en 2004 a las empresas Alvaro Rivera & Asociados LTDA y Arquitectos Asociados LTDA por un valor de más de $160 millones.

En ese momento, el alcalde de Bogotá era Luis Eduardo Garzón y su secretario de Educación era Abel Rodríguez Céspedes, que fue investigado por la Fiscalía General por los delitos de peculado por apropiación, celebración indebida de contratos y falsedad en documento privado en el caso de la compra de unos terrenos para la construcción de un colegio en Ciudad Bolívar. Fue absuelto en 2015 por un juez de conocimiento.

Luego, aun cuando el alcalde era Garzón en el 2006, la Alcaldía le pagó más de $11. 000 millones al consorcio El Rosal para la ejecución de la obra. De acuerdo con los documentos que obtuvo Caracol Radio, ese contrato se encuentra en estado terminado.

El compromiso inicial, era entregar el colegio listo para las clases en 2007, pero eso no ocurrió. Llegó Samuel Moreno al Palacio Liévano y la Secretaría de Educación, aún con Abel Rodríguez en el mando, entregó otro contrato al consorcio Intter para la ejecución de la segunda fase y obras de mitigación de riesgo por más de $2.000 millones.

Pasaron un par de años y cuando Gustavo Petro se convirtió en el burgomaestre se desembolsó otro monto importante. En el 2014, la Alcaldía contrató al consorcio San Rafael por más de $7.000 millones para las obras de terminación de la planta física del colegio. En total, se han invertido $29.089.997.797 y la institución sigue sin entrar en operación.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir