Liquidación de Electricaribe debe animar al Gobierno a tomar el control del servicio: alcalde de Santa Marta

Gobernadora del Magdalena considera que una empresa con músculos financieros podría mejorar el servicio eléctrico.

En el Distrito de Santa Marta los perjuicios por la mala prestación del servicio eléctrico deja huellas en cada esquina de los barrios populares y de los estratos seis, como también en la zona hotelera, turística y del comercio donde todos se han visto afectados por temas como fluctuación de energía que quema los equipos, corte permanente del servicio sin aviso previo, racionamientos no programados. Instalación de medidores de energía sin previa consulta de los propietarios de las viviendas, enfrentamientos permanentes de las cuadrillas que asisten a los llamados de la comunidad cuando hay problemas eléctricos.

La mayoría de los barrios usan motobombas para poder tener de las albercas el servicio de agua que se ve seriamente interrumpido por la deficiencia del servicio eléctrico. Es un todo de afectación en todas las áreas del cotidiano de los samarios.

Por esa razón el darse la liquidación de la empresa nace una esperanza en cada habitante de esta ciudad en la posibilidad de tener mejorías en este servicio. Sin embargo para el alcalde Rafael Martínez la experiencia en concesionar el servicio eléctrico no es un buen negocio para las comunidades. Asegura el alcalde que las empresas solo están interesadas en su rentabilidad y poco les importa los usuarios como las inversiones en redes, transformadores y postes.

“Considero que lo más sano es que el Gobierno Nacional tome el control de la energía en el Caribe colombiano y responda con inversiones importantes que se requieren en redes eléctricas, nuevos equipos y permanentes mantenimientos. Este servicio en Santa Marta ha sido malo para todos. Como ciudad turística los daños causados por la intermitencia en el servicio son incalculables. Es la hora que el Gobierno Nacional responda al llamado de los usuarios que por años han vivido en medio de la incertidumbre de un mal servicio eléctrico”, agregó el alcalde Martínez.

Por su parte la señora gobernadora del Magdalena Rosa Cotes de Zúñiga cree que todos los gobernadores del Caribe deben seguir unidos en la búsqueda de soluciones materiales para garantizar el servicio en los municipios de este departamento donde en muchas oportunidades pasan sus habitantes semanas enteras sin el servicio eléctrico.

“La zona rural tiene racionamientos no programados de ocho y diez horas. Son pocos los momentos en los cuales se presta con regularidad el servicio. En las cabeceras municipales se vive la misma situación. Las redes están deterioradas, no existe una inversión importante y los mantenimientos son muy demorados cuando ocurren cortes eléctricos. Considero que se hace necesario la llegada de una empresa con suficientes músculos financiero para que le entregue a esta región del Caribe un servicio digno”, terminó diciendo la gobernadora Cotes

Sectores turísticos como Taganga, Minca y el corredor turístico hacia el Parque Tayrona en sectores de Guachaca todos los días se interrumpen el servicio eléctrico produciendo cancelaciones en reservas de cabañas y hoteles.

Cargando