En Santa Marta, taxista bajó una pasajera por llevar una arepa de queso

El conductor no soportó el fuerte olor de la arepa costeña, frenó el vehículo e hizo bajar a la usuaria y a su familia en plena vía pública.

CARACOL RADIO SANTA MARTA

Los hechos sucedieron en la parte exterior de una clínica privada ubicada sobre la avenida Santa Rita de la ciudad de Santa Marta, cuando una mujer detuvo un taxi para que la transportara hasta su residencia junto con una pariente embarazada que salía de una revisión médica, pero al abordar el vehículo y andar un par de cuadras, el conductor las hizo bajarse por llevar el alimento.

Según el relato de la pasajera, el taxista detuvo bruscamente el vehículo y preguntó si llevaban comida y una de las mujeres respondió: “sí señor, llevo en mi bolso una arepa de queso”.

Luego de conocer la respuesta, el conductor del taxi de placa TZV 295, en tono decidido, afirmó: “Se me bajan las dos, porque en mi carro nadie come arepa de queso”.

Las mujeres quedaron en la mitad de la vía pública completamente indignadas, además, porque el taxista no tuvo consideración de la mujer embarazada que quedó expuesta a pleno medio día, bajó el intenso sol y una temperatura de 29 grados centígrados.

Como este caso, se conocen muchos todos los días en Santa Marta, donde los usuarios del servicio de taxis reclaman sanciones por parte de las autoridades de tránsito y transporte.

Dentro de las quejas más comunes de los usuarios samarios se encuentran la negativa de los taxistas a hacer carreras a ciertos sectores alejados de la ciudad o en ciertos horarios, los cobros ilegales en la tarifa, la inseguridad a bordo de los vehículos, entre muchas otras.

La asociación de taxistas se pronunció sobre el tema mostrando su molestia por este tipo de actuaciones que se las indilgan a un pequeño grupo de conductores que no es consciente de la responsabilidad que tienen con los usuarios.

Por su parte, la Unidad de Tránsito aseguró que no existe norma que impida que se lleve alimento empacado en un taxi, como tampoco que una pasajera se coma dentro del vehículo una exquisita arepa de queso.

 

Cargando