En el parque natural Chingaza hay entre 50 y 60 osos de anteojos.

Corpoguavio dice que se deben tener comportamientos adecuados al ver fauna silvestre en estas zonas

La semana pasada la CAR publicó un video donde se aprecia a un osezno de anteojos cruzando una quebrada junto a su madre, en la zona rural de la vereda Buenos Aires en La Calera, oriente de Bogotá.

Orlando Feliciano, médico veterinario de la Corporación Regional del Guavio (Corpoguavio), habló en Caracol Radio sobre las recomendaciones que deben tener los residentes en caso de ver a esta especie en vía de extinción. “Es frecuente ver fauna silvestre en esta zonas. Debemos acostumbrarnos y tener comportamientos adecuados para facilitarles el regreso a las zonas protegidas”.

“Seguramente el osezno está reconociendo algunos sectores, se ha perdido y está muy cerca a las comunidades rurales de La Calera”, dijo Orlando Feliciano quien además pidió no agredir al animal y dejarlo hacer el tránsito libre para reconocer la zona.

Las autoridades ambientales trabajan para el ingreso del animal a la zona protegida del parque Chingaza presionándolo de forma natural. “No queremos asustarlo y separarlo de la madre. Y probablemente no entrar en procesos de captura para evitar el estrés al animalito”.

Según Corpoguabio, en el parque natural de Chingaza se encuentran entre 50 y 60 osos de anteojos, una de las mejores poblaciones de esta especie en el país. Amenazas por comunidades locales y comportamientos inadecuados son frecuentes a esta especie animal que se encuentra en vía de extinción.

Por último, Orlando Feliciano dijo que en caso de ver al osezno, comunicarse con el Cuerpo de Bomberos de La Calera.

Cargando