Aumentan las alertas en Antioquia por deslizamientos y crecientes de ríos

La cuarta parte del departamento debe estar en alerta por estos fenómenos asociados con las lluvias.

Ante el incremento de las lluvias en varias subregiones el Sistema Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres advirtió de alertas por deslizamientos en 33 municipios antioqueños, uno en alerta naranja y 32 en amarilla.

La alerta naranja, que indica amenaza alta por deslizamientos de tierra en áreas inestables, fue impartida para el municipio de Apartadó en la región de Urabá.

Los municipios en alerta amarilla, o sea en amenaza baja por deslizamientos, pertenecen al suroeste, occidente, oriente, norte y Magdalena Medio.

El Dapard también alertó sobre una amenaza alta de riesgo por el incremento en el nivel del río Atrato y su posible desbordamiento, y pidió a los pobladores ribereños de sectores bajos en el Atrato Medio, estar atentos al comportamiento de estos caudales.

También hay alerta amarilla para poblaciones de las subregiones de Urabá y Bajo Cauca, ya que las fuertes precipitaciones en los departamentos de Antioquia, Córdoba y Sucre, en especial en la Serranía de San Jerónimo, hacen prever crecientes súbitas en ríos y quebradas de alta pendiente, como el San José, Tenche, El Bagre, Nechí, Taraza, Mulatos, León, Chigorodó, Carepa, Apartadó, Vijagüal, Zungo, Grande, Guadualito, Currulao, Turbo, el río San Pedro y el San Jorge.

La zona cafetera del suroeste de Antioquia también fue declarada en alerta amarilla debido a las lluvias de los últimos días con lo cual aumenta el peligro de crecientes súbitas en las quebradas y principales afluentes al río Cauca, como la quebrada La Liboriana y el río San Juan.

Cargando