RELIGIÓN

Iglesia Católica en el Quindío rechaza templo de adoración al diablo

En zona rural de Quimbaya, Quindío se construye un templo de adoración al diablo.

El templo de adoración del demonio han generado polémica en Quindío /

Ante la noticia sobre la construcción de un templo dedicado al culto al demonio en el Municipio de Quimbaya, vereda “aguacatal” los jerarcas de la iglesia católica en el Quindío enviaron un comunicado rechazando estas prácticas.

En la carta firmada por el Obispo de la Diócesis de Armenia, Monseñor Pablo Emiro Salas Anteliz, hace varias consideraciones sobre el demonio, la fe, los fieles católicos, los sacerdotes y las autoridades.

En uno de los apartes el comunicado expone “Muy queridos sacerdotes y fieles católicos El diablo existe, no es un mito. En efecto, la Biblia desde la primera página hasta la última, afirma la existencia del Demonio. Jesús lo llama “padre de la mentira” y “homicida desde el principio”

Y agrega la carta “Sacerdotes y fieles de la Diócesis de Armenia: vivamos con autenticidad nuestra Fe y rechacemos toda forma de pecado y seducciones engañosas del demonio”

En la misiva que se distribuyó en todos los templos católicos, el jerarca de la Iglesia Católica del Quindío hace un llamado a las autoridades y expresa “Las autoridades competentes, como en todos los casos, deben velar por la integridad de las personas y especialmente de los niños, adolescentes y jóvenes del Quindío

“Asimismo, estarán atentas, a la normatividad jurídica que rodea este tipo de templos, que en ningún caso, quedan bajo el amparo de la ley 133 de 1994, que reglamenta la libertad de culto en Colombia, que expresamente dice: Artículo 5º.- No se incluyen dentro del ámbito de aplicación de la presente Ley las actividades relacionadas con el estudio y experimentación de los fenómenos psíquicos o parapsicológicos; el satanismo, las prácticas mágicas o supersticiosas o espiritistas u otras análogas ajenas a la religión”

El líder del templo de adoración al diablo asegura que la doctrina que profesa no es satánica, así lo afirmó Víctor Damián Rozo, quien se autodenomina como el pastor Luceferino de la iglesia semillas de luz o la iglesia de adoración al diablo.

Cargando