Ciudades

Edil de Bogotá narró como lo habrían intentado drogar dentro de un taxi

El funcionario Julián Triana narró la angustiante anécdota que se popularizó en redes sociales

El edil de Fontibón, Julián Triana, denunció que fue lo intentaron drogar en un taxi en Bogotá. /Twitter

En la tarde del viernes 11 de noviembre, el edil de la localidad de Fontibón, Julián Triana, denunció que lo intentaron drogar al interior de un taxi mientras se movilizaba por el centro de Bogotá. El funcionario relató en redes sociales su angustiante anécdota en medio del complejo momento que atraviesa la capital en materia de seguridad.

A través de un video que compartió en sus redes sociales, Triana contó que tomó un taxi en la entrada de la Biblioteca Luis Ángel Arango, en pleno centro histórico de la ciudad, para desplazarse junto a su primo a la iglesia del barrio Egipto, donde había quedado de encontrarse con un conocido. El funcionario aseguró que a pesar de que el trayecto entre la biblioteca y la iglesia es de pocas cuadras, habían optado por tomar el vehículo, debido a que se encontraba lloviendo en ese momento.

Seguir leyendo

Poco tiempo después de iniciar el recorrido, el taxista les dijo que debía parara en una bomba de servicio para tanquear el carro, y según cuenta el funcionario, se desvió de la ruta habitual; sin embargo, Triana y su familiar le pidieron que lo hiciera después de completar la carrera que demoraría poco más de cinco minutos.

“De un momento a otro yo me empecé a sentir mareado y cada vez más débil. El celular me empezó a pesar muchísimo”, aseguró Triana. Por una cuestión de instinto, el edil le envió la ubicación al amigo con el que había quedado de encontrarse en la iglesia del popular barrio que corona la localidad de La Candelaria, al centroriente de la capital. “De verdad me empecé a sentir muy mal”, relató el joven político que se ha hecho conocido por su activismo y su importante presencia en redes sociales.

@trianavjuli

Esto me pasó hoy, fue horrible, pero afortunadamente no pasó a mayores. Tengan cuidado. #bogota #fyp #parati

♬ sonido original - Julián Triana

Momentos después empezó a sentir mareo y una sensación de adormilamiento en sus manos. No obstante, el taxista que había tomado la calle Sexta, tuvo que parar en uno de los semáforos de esta importante vía, lo que le permitió a Triana a salir del vehículo en compañía de su primo al que le aseguró que el conductor “les había echado algo y se sentía muy mal”.

“Logramos salir, corrimos por la Sexta y entramos a una ferretería”, contó el edil, quien aseguró que en el local de abarrotes coincidieron con un grupo de personas que fueron muy amables y los atendieron después de esos angustiosos instantes. “Estuvimos mareados un rato, ahí nos dieron agua. Las manos también estuvieron dormidas un rato”, señaló Triana, quien reconoció que fue poco el tiempo que permanecieron dentro del vehículo, por fortuna.

No obstante, aclaró que no busca generalizar con esta anécdota, sino hacer un llamado a la ciudadanía a tener cuidado cuando se toman esta clase de servicios en la calle. “Creo, por su puesto que no todos los taxistas son así, pero hay que tener el doble de cuidado cuando en una ciudad como Bogotá decidamos abordar un taxi”, señaló Triana. Asimismo, indicó que dentro de estos vehículos de servicio público los ciudadanos son vulnerables y podrían ser víctimas de cualquier delito.

“Imagínense si esto le pasa, por ejemplo, a una persona mayor o frente a una mujeres que queda débil frente a hombres que quieran hacerle daño”, reflexionó el edil, quien concluyó diciendo que a pesar de todo se encontraba bien al igual que su familiar.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad