Críticas a Facebook por permitir transmisión de masacre en Nueva Zelanda

El criminal publicó en sus redes sociales el video en vivo del atentado terrorista.

Como si se tratará de una horrible película de terror, Brenton Tarrant decidió transmitir en vivo con un cámara GoPro amarrada a un casco en su cabeza, el momento en el que atacaba con armas largas a quienes se encontraban en una mezquita ubicada en la localidad de Christchurch en Nueva Zelanda.

17 minutos tardó Facebook en finalizar el video en vivo y bloquear la cuenta del terrorista, pero el video ya circulaba libremente por toda la red social. Fue gracias a denuncias realizadas por usuarios de la red social que la compañía pudo dar con el origen del video y bloquear la cuenta de quien emitía la señal.

Por otra parte Mia Garlick directora de Política de Facebook en Nueva Zelanda y Australia expresó en un comunicado que una vez alertados por la policía eliminaron las cuentas del tirador y además bloquearon cualquier mensaje de alabanza por este suceso.

Este atentado vuelve a poner en tela de juicio las políticas de la compañía en cuanto a transmisiones en vivo, si bien es imposible preveer este tipo de transmisiones. usuarios aseguran falta mayor control sobre lo que se publica en la red social.

Respecto a la polémica Youtube aseguró que trabajan para bajar de su plataforma todos los videos relacionados con este aterrador suceso.

LA RESPUESTA DE FACEBOOK

Facebook dijo el viernes que eliminó "rápidamente" el video del ataque en Christchurch, Nueva Zelanda, que fue transmitido en vivo por la red social, y ofreció sus condolencias a las víctimas.

"La policía nos alertó sobre un video en Facebook poco después del inicio de la transmisión en vivo y eliminamos rápidamente las cuentas de Facebook e Instagram del tirador, así como el video", dijo el grupo en Twitter.

"También estamos eliminando cualquier elogio o apoyo a este crimen y al (o los) tirador (es) apenas nos vamos enterando", indicó.

"Nuestros pensamientos están con las víctimas, sus familias y la comunidad afectada por los horrendos tiroteos en Nueva Zelanda", apuntó.

Ataque de Nueva Zelanda fue transmitido por Facebook

Mientras el atacante identificado como Brenton Tarrant disparaba contra los asistentes a la mezquita de Al Noor en Christchurch, sus seguidores y otros usuarios de redes sociales podían ver lo que estaba ocurriendo.

Tarrant entró a ese lugar con una cámara atada a su cabeza y transmitió todo el ataque a través de Facebook Live. En total tuvo una duración de 17 minutos hasta que escapó en un carro, atropellando a una persona. 

El video además estuvo disponible incluso minutos después de la masacre, cuando Facebook se dio cuenta del hecho y lo desactivó. Sin embargo ya había sido visto por miles de personas, que pudieron observar cómo entró Tarrant al lugar, oyendo música militar y comenzó a disparar.

Las imágenes son de fieles intentando esconderse y gritando. Además de tomas explícitas de gente herida y buscando protección.

El hecho ha generado un amplio debate sobre el mecanismo que tiene Facebook para evitar ese tipo de transmisiones y la tardanza para censurar el video.

Además se han conocido fotos de las armas utilizadas por el atacante, que tenían inscritos los nombres de personas que a lo largo de la historia combatieron al Imperio Otomano y a los turcos, además de quienes han cometido masacres similares en épocas recientes.

En su manifiesto de 74 páginas, Tarrant escribió sobre motivos racistas y asegura que está “asegurando el futuro de su gente”.

Cargando