Desde el Reino Unido proponen semanas de 4 días laborales

Una tendencia que da resultados en la productividad a nivel mundial.

Desde el Reino Unido proponen semanas de 4 días laborales /

Un cinco de enero del año 1914 el empresario y visionario industrial Henry Ford, se propuso en llevar a cabo la reducción de la jornada laboral de 9 a 8 horas, dejando así el sistema que se mantiene hasta hoy en día en el cual los trabajadores ejercen su profesión 5 días a la semana. Esta iniciativa se convirtió en realidad en 1920 respaldada por la creencia de Ford que la sociedad del consumo llevaría a la paz y a la estabilidad económica.

Pero ya han pasado casi 100 años desde que esta visión se instauró en el aparato productivo de la sociedad y hoy en día nuevos movimientos a favor de reducir aún más las horas de trabajo en aras de incrementar la productividad de los trabajadores.

Según un editorial publicado por el periódico inglés The Gaurdian, cada vez son más las empresas en Reino Unido que se unen a ideología que propone disminuir los días de trabajo de 5 a 4 con el fin de aumentar la felicidad de las personas contratadas y que así puedan aumentar su productividad que se traduce en más dinero para las empresas.

Por ejemplo una empresa de marketing en Glasgow que tomó esta medida en 2016, ha aumentado su productividad en un 30% desde aquel entonces. Alrededor de 400 organizaciones alrededor del mundo piden asesoría en este mismo aspecto a Perpetual Guardian, una empresa neozelandesa que impulsa esta iniciativa a nivel global.

Según un informe publicado en 2014 por el Instituto de Economía Laboral hecho en un centro de llamadas, se descubrió que la productividad de un trabajador promedio cae luego de haber trabajado 35 horas en la semana. Entre menos horas trabajen menos niveles de estrés deben manejar.

Lea También: Andi: El Caribe ha sido jalonador del crecimiento industrial

Para Trosten Bell, un ex asesor del Tesoro en el Departamento de Trabajo, aunque es arriesgado definir que la productividad aumenta en función de la disminución del 20% de horas de trabajo, si reconoce que es necesario adoptar hoy más que nunca horarios flexibles, ya que los horarios rígidos prueban hacer todo lo contrario.

Por ejemplo según un estudio los británicos trabajan en promedio 1,514 horas cada año, cuatro semanas más que en Alemania, pero son menos productivos. Los alemanes y los estadounidenses producen un PIB con un valor de $ 60.50 y $ 64.10 respectivamente por cada hora, en comparación con $ 53.50 en el Reino Unido.

Pero para Bell este cambio debe ir en función de contratar más trabajadores para cubrir el trabajo que se deja de hacer y en no aumentar la intensidad del trabajo en los 4 días. Bell pone como ejemplo el caso de Francia y dice que “una queja común después de que Francia se mudó a la semana de 35 horas fue que las compañías intensificaron el trabajo en un grado desagradable, haciendo que el trabajo sea más estresante”.

Cargando