La tutela contra las audiencias cerradas

Un grupo de periodistas demandará una reiterada decisión de algunos jueces y fiscales de cerrar las audiencias, que son públicas.

En los juzgados de todo el país se volvió costumbre que los jueces, a veces por solicitud de la Fiscalía, tomen la determinación de cerrar las audiencias que en teoría deben ser públicas.

La ley contempla que solo en casos excepcionales como menores de edad o temas de seguridad nacional (terrorismo), las audiencias serán cerradas, pero la excepción se volvió regla.

 “De admitirse entonces tal postura, sería admitir el retorno a una justicia sin rostro, o peor, una justicia sin publicidad y que solo se divulga la información que provenga de una de las partes, como es la Fiscalía General de la Nación”.

Lea también: Las preguntas de la Corte sobre redes sociales y libertad de información

El caso que rebosó la copa de los periodistas judiciales fue la captura del director de La Modelo en un presunto hecho de corrupción. La Fiscalía pidió sacar a los medios de comunicación de la audiencia bajo pretexto de la protección de una víctima, que aún siguen sin identificar.

“Lo anterior también va en contra de la propia intención de la Fiscalía, quien a pesar de solicitar una reserva filtra contenidos de la audiencia, contradiciendo su petición y la orden del Juez”.

La puja entre los periodistas y jueces arranca con una acción de tutela interpuesta por los comunicadores y que pretende devolver el derecho a la información que no pertenece a los medios, sino a la sociedad.

Lea también: Discusión entre Alfredo Ramos y Noticias Uno llegó a Corte Constitucional 

Cargando