Regulación de redes sociales e internet en el mundo

Algunos países han bloqueado por completo el acceso a redes, mientras otros intentan combatir discursos de odio.

Las redes sociales e internet son uno de los temas que los gobiernos de varios países se han visto en la necesidad de debatir debido a los avances de la tecnología y las interacciones de los usuarios que en algunos casos se podría considerar que afectan los derechos de otras personas.

Es común ver algunos Estados en donde se estudian proyectos para controlar lo que los ciudadanos publican en redes como Facebook, Twitter e Instagram. Es el caso de Honduras, en América Latina, en donde han debatido la creación de comisiones de ciberseguridad que incluso obligaban a esas compañías a presentar informes sobre los contenidos filtrados y autorizados. Un proyecto similar fue presentado por Rafael Correa en Ecuador antes de dejar el gobierno.

En otros lugares ha sido debatido el tema de la regulación pero con fines de garantizar la seguridad en el territorio y evitar mensajes de odio.

Es el caso de Australia en donde un mecanismo monitorea las redes en tiempo real y previene la propaganda terrorista. En Francia se ha llegado a proponer que redes como Facebook y Twitter sean responsables si sus perfiles tienen contenido xenófobo o racista. Y en Alemania fue aprobada una ley que penaliza el discurso de odio a través de Internet.

La Unión Europea, a través de su Consejo para Educación, Juventud, Cultura y Deporte, aprobó en 2017 una propuesta para obligar a empresas como Twitter, Youtube y Facebook a luchar contra apologías al odio y la violencia en perfiles y páginas de agrupaciones.

Hay países en donde las redes han sido bloqueadas por completo en diferentes momentos como Youtube en Irán, Libia, Turquía y Túnez. También Twitter en Pakistán y Facebook en algunas naciones del sudeste asiático. Mientras China mantiene un permanente bloqueo a las plataformas.

En Rusia, el Parlamento aprobó un simulacro en el que van a cortar el acceso a internet durante un día para comprobar el funcionamiento de su propia intranet en caso de que se presente un ataque exterior.

Cargando