Estudio afirma que comer demasiado rápido perjudica la salud

Ingerir los alimentos más despacio le permitirá no solo engordar menos, sino que además tendrá menos posibilidades de caer enfermo.

La Universitat Rovira I Virgili en Tarragona ha comprobado que hoy día las personas no se demoran el tiempo suficiente en las comidas.

Pues, el mundo va muy rápido y el hombre a dejado de concentrarse en cosas básicas para dedicarlas a estar enfrente de la pantalla sin saber que es un problema  grave para el organismo humano ya que no fijan horarios para las comidas.

Se ha desarrollado enfermedades debido a que la personas comen de manera rápida  y no hay tiempo para la buena digestión.

Para realizar este estudio se tuvo en cuenta más de 700 voluntarios que contestaron sobre sus rutina alimentaria. Las respuestas arrojaron un promedio de celeridad lenta, media y rápida.

Lea también:Nacho Vidal llega a grabar en Colombia

En celeridad rápida el resultado arrojó un promedio de 18 minutos comiendo y 25 minutos en media. También, el estudio reveló que las altas velocidades a la hora de las comidas pueden conllevar a triglicéridos altos, es decir, un aumento de grasa en el cuerpo y así aumentar las enfermedades cardiovasculares.

Por otro lado, se estipuló que a mayor rapidez se retrasa la sensación de saciedad y se presentan hambrunas al poco tiempo de haber tenido una comida principal. Es por ello que las personas continúan comiendo y se puede llegar a dar problemas relacionados con el peso.

Las entidades de salud y nutrición han realizado campañas para frenar esta tendencia que está desembocando en enfermedades metabólicas. Por esto, es importante que las personas se tomen una hora para las comidas principales


Cargando