Nacional

La sobreviviente capilla de El Salado, Bolívar

Su comunidad se refugia allí y envía un mensaje de paz ante las amenazas a sus líderes.

Las campanas de la capilla suenan cada sábado en el corregimiento de El Salado, Bolívar. El sonido anuncia a la comunidad su encuentro para la misa. El sacerdote viaja 40 minutos desde el Carmen de Bolívar para oficiar la eucaristía.

“Porque cuando yo empecé venían dos personas, ahora viene este grupito, ósea eso para mí es gratificante”.

Antes la comunidad no asistía por las pocas ganas, pero con el tiempo se animaron y Ahora nadie falta a la cita con Dios.

“Pero gracias a Dios y la constancia la comunidad se ha ido fortaleciendo”.

Ahora con las amenazas a sus líderes sociales la comunidad de El Salado, encuentran fuerza extra en el mensaje que el padre les lleva cada 8 días.

“El poder de Dios así como todo lo renueva, hará de esta comunidad, una comunidad firme, fuerte y vencedora”.

Esta capilla genera en sus habitantes sentimientos encontrados porque en el año 2000 cuando ocurrió la masacre los paramilitares llevaron a varias personas y allí las torturaron para después degollarlas. Este lugar no entró en la reparación colectiva algo que para el sacerdote debió haber estado en los 39 puntos.

“Debió entrar en ese proceso de reparación, sencillamente porque hace parte de un bien de la comunidad, donde se reúnen para hacer oración”.

Ahora en medio del deterioro está comunidad espera que se pueda restaurar, pero sin importar su estado físico no dejan de asistir cuando estas desgastadas puertas se abren para la reunión semanal en la que a pesar de no hablar o expresarse salen de allí con un alimento para el alma y una fortaleza para seguir adelante luchando, esta comunidad sobreviviente, por tener un territorio de paz.

Cargando