Termine el día bien informado con las 5 de Caracol Las noticias más importantes del día en Caracol Radio
Judicial

Se compró un Ford Mustang y se le dañó a los 1.000 kilómetros

Un jugador de Santafe compró el vehículo de sus sueños, se averió y ahora la marca no le quiere responder.

En un caso que podría ser insólito, Arley Rodríguez jugador del Independiente Santafe, compró un carro Ford Mustang en noviembre de 2018 y a los pocos días se averió antes de completar los 1.000 kilómetros. Por esa razón hizo las reclamaciones necesarias ante Casa Toro Sabana en donde adquirió el vehículo para solicitar la garantía pero no la respuesta que recibió fue que debía pagar 17 millones por el arreglo.

Como el jugador siente que la marca Ford no quiere responderle por la garantía entregó poder al abogado Juan Carlos Sánchez quien inició varias acciones legales para que se determine por qué se causó el daño del vehículo de alta gama.

“Se trata de un Ford Mustang con unas especificaciones especiales y por la información que tenemos no hay más de cinco en el país y a un costo muy alto porque el valor fue de casi 250 millones de pesos. En su primer viaje a Medellín se le dañó el embrague y la respuesta de Ford es que el comprador debe asumir el daño porque, según ellos, el carro fue mal manipulado. Lo curioso es que hacen esa afirmación sin tener ninguna prueba ni hacer evaluación alguna”, dijo el abogado.

Por esa razón el abogado envió un derecho de petición a Casa Toro de la Sabana con el fin de hacer la reclamación y se efectué la garantía del vehículo. Comentó que en una comunicación, que no es respuesta al derecho de petición, la marca Ford indicó que el cliente debe asumir el arreglo del carro. “Es extraña esa respuesta y además en carro de alta gama que tiene tecnología de punta. La Ford se está absteniendo de asumir la responsabilidad y la garantía. Recibimos una comunicación de la marca informando que debía pagar 17 millones de pesos por el arreglo lo que es totalmente absurdo. Hay leyes de protección al consumidor y las empresas deben dar explicaciones necesarias a un cliente cuando un producto sale defectuoso. En ese sentido la Ford debería demostrar por qué se causó el daño”.

Y agregó: “Nosotros presentamos la reclamación ante la Ford porque la ley obliga a que se agote esa instancia y el 26 de diciembre se presentó el requerimiento de ley pidiendo que se asumiera la garantía o las explicaciones necesarias para conocer qué le pasó al carro. Después de esto acudiremos a la Superintendencia de Industria y Comercio porque allí se garantizan los derechos del consumidor”.

Justamente en la Superintendencia de Industria y Comercio se garantiza que al consumidor se le respeten sus derechos y se haga efectiva la garantía de un producto para evitar abusos de las marcas que ofrecen diferentes bienes. Por esa razón es importante que cuando se presente un caso como este se consulte la página o acercarse a las oficinas de dicha entidad para recibir asesoría en los temas de protección al consumidor.

“Es importante recordarles a todos los consumidores que cuando compran un producto o bien nuevo y el mismo tiene algún problema de calidad pues existe el derecho a pedir la efectividad de la garantía. Es una obligación del empresario que el producto sea idóneo y cumpla con lo que se ofreció”, dijo María Carolina Corsione delegada para la protección al consumidor de la Superintendencia de Industria y Comercio.

¿Qué dice la Ford?

Caracol Radio se comunicó con el concesionario Casa Toro Sabana para consultarles por esta situación y en un principio la funcionaria Leidy Castro negó que se haya vendido este carro y que no había registro alguno de la compra por parte del cliente.

Posteriormente el jefe de ventas de Casa Toro Nelson Gabriel Oroño manifestó que haría la consulta para determinar quién podría referirse al tema y después de un tiempo un funcionario de ese concesionario se comunicó para manifestar que se dará respuesta al derecho de petición que radicó el abogado y que por estar en los términos para dar dicha respuesta no podían referirse públicamente al requerimiento.

¿Un embrague de mala calidad o mala conducción?

Este caso abre un debate sobre la posibilidad de que haya mala calidad en las piezas del vehículo de alta gama o que pueda existir mala conducción por parte del jugador, que en todo caso, será un experto el que pueda determinar lo que pasó.

Un experto en temas automotrices, quien pidió mantener su nombre en reserva, manifestó que este tipo de casos son muy extraños y que es muy difícil que un embrague se dañe en tan poco tiempo de uso y más en un carro de alta gama que cuenta con varios avances tecnológicos.

Es probable que se dañe por una falla pero en las condiciones de compra debe operar la garantía. El vendedor debe responder por las fallas o entregar uno nuevo. Por muy mal que maneje es muy difícil que dañe un embrague, salvo que el carro haya sido sometido a esfuerzos como piques pero esos carros tienen unos seguros con tecnología y están diseñados para altas velocidades”, dijo el experto.

Aclaró que como en todo producto que se adquiere puede presentarse que alguna de las piezas salga defectuosa pero que sencillamente allí debe operar el cambio y el vehículo estará en perfectas condiciones. Sin embargo manifestó que se deberían hacer unas pruebas para determinar con expertos por qué el embrague se averió.

 

 

Cargando