Termine el día bien informado con las 5 de Caracol Las noticias más importantes del día en Caracol Radio

John Stiven Mendoza busca descrestar en la Ligue 1

El atacante colombiano de a poco se convierte en pieza importante del conjunto francés

Brasil, India y Estados Unidos antes de la aventura francesa: a sus 26 años, John Stiven Mendoza, el volante ofensivo colombiano del Amiens, tiene experiencia en varios continentes y sigue luchando por triunfar en Europa en la Ligue 1.

"En la vida hay que tomar riesgos para no tener que arrepentirte de nada. Yo los asumo porque sé que puedo triunfar. Hay que tener ambición", explica a la AFP.

Nacido en Palmira, a 1.000 metros de altitud y a 30 kilómetros de Cali, Mendoza llegó al Amiens hace justamente un año, procedente del Corinthians, que acababa de cederle al Bahía, otro club brasileño.

Los préstamos de 'Mendo', como le llaman sus compañeros en Francia, se elevan a cinco en su corta carrera. Mediante cesiones pudo conocer la MLS estadounidense con el New York City FC y brillar en el Chennaiyin FC de la liga india.

En ese club, entrenado entonces por el italiano Marco Materazzi, se reveló a finales de 2014, marcando 4 tantos en 9 partidos, antes de firmar por el Corinthians. Unos meses más tarde fue cedido de nuevo al Chennaiyin, donde deslumbró con 13 dianas en 16 partidos.

"Lo importante es progresar, trabajar, pero sobre todo jugar. Preferí ir a la India para tener tiempo de juego e hice bien. Si tuviera que decidirlo de nuevo, no dudaría", subraya.

En Amiens, ciudad del norte de Francia a la que llegó con su esposa y sus dos hijas, sus primeras semanas fueron difíciles.

"El cambio ha sido brutal, sobre todo a nivel de ritmo, ya que jugaba más partidos en mis anteriores clubes. Y la competición es lo que te permite progresar y tener experiencia antes", destaca.

En trece partidos la pasada campaña firmó dos tantos, uno de ellos clave para lograr la permanencia, con una victoria 1-0 en Lille.

"Tiene calidad técnica, es capaz de eliminar (a los rivales) y jugar en pequeños espacios. Realiza muchos esfuerzos defensivos ahora, ha progresado mucho en eso. Pero tiene que ser más preciso. Su margen de progresión es en la eficacia, para marcar o dar los pases adecuados. Si mejora eso, habrá dado un paso decisivo", valora su entrenador, Christophe Pelissier.

Esta temporada se lesionó pronto, antes de poder volver con fuerza con su juego de los dos últimos meses.

A mediados de diciembre dio la victoria (2-1) al Amiens en el campo del Guingamp, un rival directo por la permanencia en la élite.

"Valoro mucho que el Amiens me haya permitido llegar a Europa. Espero continuar progresando aquí para poder luego jugar en un club todavía mejor", afirmó el colombiano.

Para el duelo ante el París Saint-Germain el sábado, Mendoza confía en poder derribar al líder de la Ligue 1: "El Guingamp lo demostró el miércoles (en la Copa de la Liga francesa, con su victoria 2-1 en el Parque de los Príncipes sobre el PSG). Nada es imposible. Perder no es algo normal, ni aunque sea ante el París SG. Tendremos que defender bien, sin olvidarnos de atacar".

Este jugador de 26 años ha sido internacional con Colombia en categorías juveniles, pero nunca fue llamado para el equipo absoluto de los 'Cafeteros', por lo que todavía sueña con poder jugar de amarillo junto a James Rodríguez o Radamel Falcao.

"Es mi objetivo principal. No estoy muy lejos, así que tengo que trabajar duro para alcanzarlo. No es una cuestión de suerte. Un día, un profesor me dijo que los que confiaban en la suerte no trabajaban. Yo trabajo y confío en mis capacidades. Voy a lograrlo", insiste en declaraciones a la AFP.

Esta temporada se lesionó pronto, antes de poder volver con fuerza con su juego de los dos últimos meses.

A mediados de diciembre dio la victoria (2-1) al Amiens en el campo del Guingamp, un rival directo por la permanencia en la élite.

"Valoro mucho que el Amiens me haya permitido llegar a Europa. Espero continuar progresando aquí para poder luego jugar en un club todavía mejor", afirmó el colombiano.

Para el duelo ante el París Saint-Germain el sábado, Mendoza confía en poder derribar al líder de la Ligue 1: "El Guingamp lo demostró el miércoles (en la Copa de la Liga francesa, con su victoria 2-1 en el Parque de los Príncipes sobre el PSG). Nada es imposible. Perder no es algo normal, ni aunque sea ante el París SG. Tendremos que defender bien, sin olvidarnos de atacar".

Este jugador de 26 años ha sido internacional con Colombia en categorías juveniles, pero nunca fue llamado para el equipo absoluto de los 'Cafeteros', por lo que todavía sueña con poder jugar de amarillo junto a James Rodríguez o Radamel Falcao.

"Es mi objetivo principal. No estoy muy lejos, así que tengo que trabajar duro para alcanzarlo. No es una cuestión de suerte. Un día, un profesor me dijo que los que confiaban en la suerte no trabajaban. Yo trabajo y confío en mis capacidades. Voy a lograrlo", insiste en declaraciones a la AFP.

Cargando