Planear demasiado nuestros viajes puede ser un error

Los expertos aseguran que organizar al minuto las vacaciones puede resultar contraproducente.

Todo el mundo ha oído hablar de la importancia de hacer una buena maleta antes de irse de vacaciones, no demasiado voluminosa pero con todos los artículos esenciales que puedan necesitarse durante esos días, y de los útiles -sino vitales- que resultan las listas para no olvidar nada importante en casa.

Vea también: El angustiante video de un pingüino que causa polémica en redes sociales

Sin embargo, los expertos aseguran que una vez comienza el viaje es mejor no planear demasiado y dejarse llevar para disfrutar a fondo de la experiencia. Eso quiere decir que preparar cada jornada con rígidos horarios u objetivos a conseguir -bien sea visitar un monumento o hacer algo típicamente turístico- puede acabar siendo contraproducente.

"Anotarlo todo ayuda sin duda con la parte esencial: reservar los vuelos y los hoteles, alquilar un coche, acordarse de las reservas y demás. En lo que respecta a la mejor técnica para organizarse, diría que cada persona se siente cómoda con distintos niveles de planificación", apunta Laura Vanderkam, experta en cómo manejar de manera productiva nuestro tiempo y autora del libro 'Off the Clock: Feel Less Busy While Getting More Done' ['De Descanso: Cómo sentirse menos ocupado mientras consigues hacer más'].

La solución que ella propone supone un término medio que satisfaga a todos: acordar una sola actividad para cada día.

"A quienes les guste hacer planes y la rutina probablemente se sientan mejor sabiendo que han fijado de antemano algo divertido para cada día. Los más espontáneos, por el contrario, pueden sentirse aliviados de que solo haya una cosa que hacer en la agenda y que el resto de la jornada vaya a decidirse sobre la marcha".

Cargando