Contraloría cuestiona uso de impuestos ambientales

Dice que existe incertidumbre sobre la eficacia y efectividad de los impuestos para el medio ambiente.

La Contraloría General de la Nación dice que existe incertidumbre sobre el destino de los recursos recaudados con el impuesto de Carbono (CO2) y bolsas de basura. Pues asegura que en el caso del impuesto de CO2, dirigido a la reducción de las emisiones de gases efecto invernadero; con la “Ley de Páramos”, solo el 30% de los recursos son destinados al medio ambiente y lo demás al Fondo Colombia en Paz, presupuestados en la sección del Ministerio de Hacienda.

Sin embargo, el ente de control reconoce la relevancia del cumplimiento de los Acuerdos y la construcción del posconflicto, haciendo un llamado al Gobierno Nacional y al Congreso para que estudien la posibilidad de asegurar que los recursos de los impuestos ambientales sean direccionados al sector medio ambiental.

En cuanto al impuesto de las bolsas de basura, generado por cada bolsa plástica que es entregada a los consumidores, los recursos recaudados, van a la bolsa común del Tesoro Nacional, sin un destino específico. De acuerdo con la DIAN, el recaudo de este impuesto asciende a $14.510 millones de pesos.

La Contraloría considera que es “desafortunada la destinación que se ha venido dando a los recursos” y que el Estado no cuenta con adecuados sistemas de control y verificación que permitan valorar si los beneficios tributarios otorgados corresponden con los resultados ambientales esperados.

Cargando