Más de 500 accidentes en el mundo por patinetas eléctricas

El uso de las patinetas se ha convertido en un fenómeno mundial, que ha obligado a crear normas para reglamentarlas.

España es uno de estos países, donde las patinetas eléctricas estuvieron relacionadas con más de 300 accidentes durante el 2018. De manera que, la Fiscalía envió oficios a las policías locales para que investiguen a profundidad los incidentes relacionados con estos vehículos de movilidad personal.

De hecho, en noviembre del 2018  murió en España la primera persona por una patineta eléctrica. Dos jóvenes que se transportaban en estos artefactos atropellaron una mujer de 90 años que fue traslada al hospital en estado muy grave y murió a los pocos días.

Este tipo de cifras son provisionales en tanto la falta de denuncias o la inexistencia de matrículas dificultan el registro preciso. Además, la Guardia Urbana de Barcelona ha generado más de 3.000 multas, que alcanzan los 500 euros, a individuos que utilizan patinetas mientras hablan por celular,  usan audiófonos, se movilizan con excesos de velocidad o por los andenes.

Allí, precisamente, en Barcelona, el Ayuntamiento ha retirado alrededor de 100 de estos aparatos dispuestos por una empresa alemana en partes de la ciudad para que los usuarios los usaran a través de una aplicación móvil. El Ayuntamiento señaló que esta actividad esta prohibida. En Madrid, el Ayuntamiento, también, limitó a 10.000 el número total de patinetas eléctricas.

El fenómeno también se ha extendido a Francia donde, según cifras de la Federación de Profesionales de la Micromovilidad, en el 2017 se vendieron casi dos millones de este tipo de artefactos. Las cifras continúan creciendo por lo que el gobierno ha señalado que pretende crear a partir de este 2019 una nueva categoría de vehículo en el código vial para estas patinetas eléctricas y dispositivos de desplazamiento personal similares.

Según medios locales como Le Parisien en el 2017 cinco personas perdieron la vida en medio de accidentes con patinetas y más de 200 resultaron heridas. En Estados Unidos, este tipo de transporte también ha invadido a las ciudades del país trayendo consigo decenas de lesionados y al menos dos personas muertas.

La polémica se produce porque gran parte de las personas aceden a estos vehículos a través de aplicaciones móviles, como está sucediendo en Colombia, pero no tienen una capacitación o reciben instrucciones completas para garantizar un uso adecuado.

En Estados Unidos no existe tampoco un conjunto uniforme de reglas que rijan el uso de estos vehículos, de hecho en ciudades como Denver son calificados como “vehículos de juguete” que deben circular en los andenes, mientras que en lugares California esto supone un delito.

Cargando