Las mentiras y aciertos de Trump en su discurso a favor del muro

Alguna afirmaciones sobre entrada de migrantes y de drogas ilícitas no concuerdan con la realidad.

Antes de la alocución de Donald Trump que fue transmitida por los canales de Estados Unidos, una gran parte de los medios de comunicación advirtió que el presidente por le general cae en datos inexactos acerca de la inmigración, afirmando que es uno de los temas sobre los cuales ha dicho una mayor cantidad de mentiras durante su gobierno. 

Los ‘fact checkers’ del diario The Washington Post en primer lugar desmintieron una de las afirmaciones sobre las que Trump basa su argumentación, y es la que dice que en la frontera “hay una nueva crisis humanitaria”. 

Ese diario se basó en cifras de detenciones de migrantes irregulares desde el año 2000, y aunque señala que sí aumentaron en 2018, la cifra es de 396,579. Afirma que no se puede comparar con el número de 1.600.000 detenidos en el 2000 y que ese número es menos de la mitad del total de detenciones en 2007. 

También hay impresiones en las cifras sobre la entrada de drogas ilegales, especialmente la heroína. El mandatario afirmó que “cada semana 300 de sus ciudadanos mueren por sobredosis de heroína, de la cual el 90% ingresa a través de la frontera sur”. 

Sobre ese tema el diario afirma que sí es transportada a través de México pero recuerda que la mayoría de esa droga entra a través de puertos regulares. Argumenta que solo un pequeño porcentaje de las incautaciones de heroína fueron hechas en territorio ubicado en medio de esos puertos, lo que demostraría que el muro sería poco útil en ese frente. 

El mandatario también reiteró que el muro sería pagado con lo que Estados Unidos se está ahorrando con el nuevo acuerdo comercial con México y Canadá. Pero según The Washington Post eso significa poco entendimiento de la economía, pues el país no pierde dinero con el déficit comercial, así que no hay ningún monto que se estén ahorrando. Agrega que el Congreso todavía no ha aprobado el acuerdo ni el presupuesto para ejecutarlo. 

Sobre los 266.000 inmigrantes arrestados en los últimos dos años, señala que el número es correcto pero lleva a malentendidos, pues no todas las detenciones han sido por criminalidad como lo intenta hacer ver Trump. Una parte importante de los arrestos se debe a reingresos o violaciones del código migratorio. 

Trump acusó a los demócratas como Chuck Schumer de haber apoyado la construcción de un muro en el pasado y de haber cambiado su mente cuando él resultó elegido. Pero según los medios, se trataba de una pequeña barrera de pocos kilómetros sobre el cual el propio mandatario dijo en 2006 que “no era nada”, y que no se compara con las dimensiones del proyecto que ahora presenta.

Cargando