Trump defiende muro en la frontera apelando seguridad y bienestar de EE.UU.

El mandatario aseguró que en la zona limítrofe se vive una crisis humanitaria.

Trump defiende su muro ante la nación con el "shutdown" de fondo /

En horario estelar de la televisión nacional en Estados Unidos, el presidente Donald Trump resaltó la necesidad de construir el muro en la frontera con México para el que exige al Congreso aprobar un presupuesto de 5.000 millones de dólares. 

En la alocución el mandatario afirmó que el país no tiene espacio para recibir a los miles de migrantes que intentan entran de forma irregular. Afirmó que la frontera sur se ha convertido en un lugar de ingreso de drogas, críminalidad y tráfico de personas. 

En ese aspecto afirmó que más estadounidenses han muerto en los últimos años ha causa de drogadicción y sobredosis que le número de sus ciudadanos que murieron en la guerra de Vietnam. 

Trump manifestó que lo que se vive en esa frontera es una crisis humanitaria y una que le duele profundamente, agregando que los má afectados son los niños y menores de edad, a quienes “utilizan como elementos para transportar drogas y servir a las pandillas”. 

El presidente dijo que aunque es difìcil, se trata de la realidad y se declaró dispuesto a acabar con ese sufrimiento humanos. Para eso destacó nuevamente su propuesta de un muro en la frontera, que confirmó que no será de concreto sino de acero. 

También expuso otras propuestas del Departamento de Seguridad Nacional que incluyen tecnología para detectar armas y drogas, más agentes fronterizos y jueces, además de asistencia humanitaria y apoyo médico. 

En la alocución dijo que se trata de un tema “de sentido comun”, pues considera que el costo de las drogas y la criminalidad excede el costo del muro. 

Por esa razón les hablò directamente a los demócratas, para que aprueben ese proyecto y los fondos necesarios. A estos los invitó nuevamente a una reunión en la Casa Blanca, en donde dice que en 45 minutos pueden resolver el asunto y ponerle fin a la crisis, así como al cierre del gobierno que completa 17 días. 

Apelando al sentido emocional, Trump dijo que se trata “de una decisión entre lo bueno y lo malo, la justicia y la injusticia”, pidiendo que los congresistas le ayuden en su tarea de proteger el país, que fue prometido el día de su investidura.

Cargando