¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Se complica el panorama social y aumentan las protestas en Francia

La Torre Eiffel, las tiendas y los museos estarán cerrados el sábadocomo medida de prevención.

Francia permanece bajo un estado de conmoción tras las manifestaciones de los denominados “chalecos amarillos” que comenzaron hace tres semanas y que no parecen detenerse a pesar de que el gobierno de Emmanuel Macron dio marcha atrás al incremento del impuesto al combustible por el que protestaban.

Le puede interesar: Amenazas de nuevas protestas en Francia

Ese movimiento consideró insuficientes las medidas concedidas por el gobierno y convocó a nuevas manifestaciones el próximo sábado. A ese panorama en los últimos días se han sumado otros sectores como los agricultores que buscan eliminar aranceles y los estudiantes de secundaria y algunas universidades, quienes se movilizan por una reforma del bachillerato y solicitando mayor acceso a la educación.

Este jueves fueron detenidos más de 700 estudiantes en todo el país y las instituciones educativas debieron cerrar sus puertas como mecanismo de prevención.

El clima es de tensión y ha generado la mayor crisis del gobierno de Macron, que busca medidas para evitar las protestas y llevar de nuevo la tranquilidad al territorio. Sin embargo eso no ha sido suficiente y a través de redes sociales se propagan las convocatorias para salir a las calles el sábado.

Por esa razón la policía desplegará 89.000 agentes en todo el país e hizo un llamado para cerrar comercios y tiendas en los Campos Elíseos, pidió que museos y sitios turísticos no presten su servicio habitual y no abrirán la Torre Eiffel ni la Ópera de París.

El portavoz de la policía de Francia, Jérome Bonet, garantizó que mantendrán vigilado cada lugar del país con un dispositivo de seguridad excepcional, carros blindados en las vías, barricadas y alta tecnología.

Lea también: Macron anula tasa al combustible en nuevo paso para calmar malestar social

Desde el Partido Los Republicanos le piden a Macron que decrete el estado de emergencia por algunos días y que despliegue al ejército junto a la policía para evitar desórdenes en las calles.

El panorama social no parece mejor y los líderes sindicales hacen un llamado al gobierno para debatir sobre el poder adquisitivo del país.

Cargando