¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

20 años de la llegada de Chávez al poder con Venezuela en su peor crisis

El 6 de diciembre de 1998 marcó un antes y un después en la historia de ese país.

Dos décadas de “chavismo” se cumplen hoy en Venezuela, un país en donde el oficialismo conmemora la revolución implementada el 6 de diciembre de 1998, cuando Hugo Chávez llegó al poder luego de ganar las elecciones prometiendo justicia social, una nueva política y refundar las bases de la nación.

Inicialmente generó ilusión en sus seguidores y en millones de personas que sentían el agotamiento de un panorama político que se turnaba el poder en el país son ofrecer soluciones concretas a sus problemas.

Chávez se dio a conocer en el fallido golpe de Estado contra Carlos Andrés Pérez en 1992. Aunque no logró éxito, sí quedó en el radar de los venezolanos, y cuando salió de la cárcel tras un indulto, comenzó una especie de carrera hacia la presidencia basada en la revolución.

 

Desde entonces fue seguido un importante porcentaje de la población, que se identifica con sus ideales, llegando a crear el chavismo que para muchos se convirtió en un estilo de vida. Este no se terminó con su muerte, ocurrida el 5 de marzo de 2013, y aunque hoy el país está en su peor crisis de la historia, hay ciudadanos que continúan profesando su admiración.

Hugo Chávez estuvo 14 años en el poder, durante los cuales se fue transformando en su forma de gobierno, su trato a la población y su relación con la comunidad internacional. Llegó en un momento de bonanza petrolera y prometiendo avances sociales para toda la población, pero poco a poco se destaparon escándalos de corrupción, despilfarro y otros aspectos que cambiaron la imagen del gobierno mientras se alejaba de una verdadera democracia.

Su candidatura se dio en momentos de alta tensión social en Venezuela y de amplios desacuerdos entre el gobierno y los habitantes. Eso incrementó su apoyo al ser considerado un “desconocido” que llegaba con nuevos ideales, lejos de la política tradicional en el país.

Logró implementar programas de subsidios y ayudas financieras, apoyó a millones de personas para estudiar y para vivir, pero incluso antes de su muerte su legado comenzó a debilitarse y ya no existía tal cantidad de chavistas. La economía ya comenzaba a debilitarse y se sentía un descontento social, fomentado especialmente por las opiniones de la comunidad internacional.

Actualmente, bajo el mando de Nicolás Maduro, a quien eligió como sucesor, Venezuela vive la peor crisis económica, social y humanitaria de su historia. Algunos habitantes siguen fieles al legado de Chávez, pero reclaman que el Estado ya no está a cargo de ellos como lo fue hace unos años.

Las protestas sociales crecieron entre 2014 y 2017, lideradas por una oposición que se mostró implacable, pero que también se dividió. La inflación, el desempleo y la violencia han aumentado, mientras bajan la calidad de la salud y de la educación y se hace cada día más complicado sobrevivir. 

Cargando