¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Más de 300 campesinos han sido capacitados por OEI y MinAgricultura

Buscan capacitarlos en buenas prácticas y comercio internacional para que sean conscientes que su actividad comercial va más allá de la subsistencia.

El primer foro de intercambio internacional de conocimientos técnicos y comerciales del sector agropecuario, realizado por la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), con el apoyo del Ministerio de Agricultura, reunió a 150 productores de 12 departamentos de Colombia de 10 líneas de producción diferentes como la yuca, el café, el caucho, el fique y la panela, entre otros.

El objetivo es que los productores y asociaciones agropecuarias, tengan un panorama más grande sobre cómo comercializar sus productos en países como China y Holanda, a través del ‘agro marketing’, que los saca del esquema tradicional de mercadeo para aprender a usar redes sociales y el mundo digital, pues Boris Zapata, gerente de programas de desarrollo rural y ambiental de la OEI, asegura que “el objetivo final es que cada vez se sientan menos beneficiarios y más empresarios. Que cada vez sientan que el campo sí da las oportunidades para crecer”.

José Heladio Castrillón, productor de Café en Risaralda asegura que en este foro “nos relacionamos directamente con el empresario, con el que quiere venir a conocer de nuestro producto para que lo exportemos y le contemos nuestras historias detrás de los productos”.

Por otro lado, Julio César botero, director de negocios internacionales de Nvest una agencia de desarrollo de negocios con holandeses y emprendedores colombianos, asegura que los productores colombianos tienen 2 grandes retos: 

1. Las certificaciones:

Todos los mercados las piden a los productores, pues se debe certificar que los productos sean orgánicos y que se utilicen buenas prácticas. “Un agricultor cultiva sin insumos químicos, tiene tratamientos de plagas sin pesticidas que sean nocivos para el consumo humano, pero él no tiene cómo avalar, como certificar, como documentar todo lo que está haciendo en su cultivo y precisamente es lo que nos piden en otros mercados”, aseguró Botero. 

2. Las cantidades:

Los agricultores colombianos “todavía son muy artesanales” y no logran cumplir con la demanda. Botero dice que “tenemos que estar preparados si queremos nosotros ser la despensa del mundo, tenemos que pensar como el mundo. Tenemos que pensar en las cantidades que está demandando el mundo”.

Botero plantea que la solución principal es “dejar de lado esa competencia y empezar a creer en nosotros y a trabajar juntos. Esa es la respuesta para poder afrontar el mercado internacional”.

Además, Niels Niels Van Der Wijk, fundador de Nvest en Paises Bajos, asegura que las relaciones comerciales entre Colombia y Holanda, son beneficiosas, pues “hay mucho conocimiento, experiencia y tecnologías para mejorar el sector agrícola y para Colombia sería muy interesante crear relaciones por los productos y haya oportunidades para obtener tecnologías”.

Cargando