¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Rafael Correa asegura ser víctima de una persecución política

La justicia de Ecuador decidió llamarlo a juicio por su supuesta participación en el intento de secuestro de un opositor en 2012 en Colombia.

Desde Bélgica donde reside desde el 2017, el ex mandatario de Ecuador señaló en entrevista con AFP que la decisión de la justicia ecuatoriana de llamarlo a juicio presenta múltiples irregularidades y consiste en un fraude que no tiene futuro.

Agregó que la acción judicial es parte de una persecución política que pretende mantenerlo alejado de Ecuador para la campaña electoral del próximo año.

Contra Correa pesa una orden de prisión preventiva aunque solo puede ser enjuiciado en caso de que sea capturado o si decide presentarse ante un tribunal.

No obstante, el ex presidente, quien reiteradamente ha negado su implicación en el intento de secuestro del opositor, ha señalado que no volverá a Ecuador porque “no existe una Corte Constitucional, se vive un golpe de Estado y un panorama de injusticia”.

Agregó que piensa acudir a instancias internacionales para debatir el llamado a juicio que afirma es parte de un complot en su contra liderado por Lenin Moreno, el presidente ecuatoriano actual.

Así mismo, señaló que junto a Jorge Glas, quien fue su vicepresidente entre 2013 y 2017 y quien cumple seis años de prisión por corrupción, son “víctimas de la traición más grande de la historia de Ecuador y probablemente de la historia de Latinoamérica”.

Según indicaron fuentes a AFP Correa habría pedido una solicitud de asilo en Bélgica en junio y presuntamente la Comisaría General para los Refugiados y Apátridas la examina desde agosto.

No obstante, la Cancillería de Ecuador afirmó que no tiene constancia de este pedido de asilo y que no disponen información alguna al respecto.

Cargando