¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

El alcohol lo ayuda a hablar mejor un idioma extranjero

según investigadores británicos y holandeses comprobaron que el alcohol influye en la fluidez a la hora de hablar otro idioma.

El alcohol lo ayuda a hablar mejor un idioma extranjero /

En muchas oportunidades las personas afirman que hablar con otras personas en otro idioma es mucho más fácil cuando se bebieron algunos tragos  ya que les aporta mayor fluidez. 

Según un artículo del diario TIME se ha demostrado que una cerveza o un vaso de vino pueden reducir las inhibiciones, lo que puede hacer que sea más fácil para algunas personas superar el nerviosismo o la vacilación.

Pero, por otro lado, también se ha demostrado que el alcohol afecta las funciones cognitivas y motoras, afecta negativamente a la memoria y la atención, y genera exceso de confianza y autoevaluaciones infladas.

Por lo anterior, investigadores británicos y holandeses realizaron un experimento, publicado en el Journal of Psychopharmacology, pudieron comprobar que las personas hablaron con más fluidez después de tomar una baja dosis de alcohol.

El estudio incluyó a 50 hablantes nativos de Alemania que estudiaban en la Universidad de Maastricht, todas los participantes dijeron que bebían alcohol, a cada persona se le pidió que sostuviera una conversación informal por dos minutos con un entrevistador holandés.

Lea También:  Robots ecológicos

Antes de esa charla, a la mitad se les daba agua para beber, mientras que a la otra mitad se les daba una bebida alcohólica. Las conversaciones fueron grabadas y luego anotadas por dos hablantes holandeses nativos que no sabían qué personas habían consumido alcohol.

De acuerdo con los que escucharon las grabaciones. En general, los hablantes holandeses nativos calificaron a las personas en el grupo de alcohol como que tenían una mejor fluidez, específicamente una mejor pronunciación, que las del grupo de agua. Las calificaciones de gramática, vocabulario y argumentación fueron similares entre los grupos.

Los autores señalan que la dosis de alcohol analizada en el estudio fue baja y que niveles más altos de consumo podrían no tener estos efectos beneficiosos.

Si bien el estudio no midió los estados mentales o las emociones de las personas, los autores dicen que es posible que una dosis baja a moderada de alcohol "reduzca la ansiedad del lenguaje" y, por lo tanto, aumente la competencia.

Cargando