¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Teléfono de Uribe sí estuvo intervenido este año por la Corte Suprema

Dice el alto tribunal que fue un hallazgo imprevisto e inevitable.

La investigación que abrió la Corte Suprema de Justicia contra el representante liberal Nilton Córdoba, reveló un hecho sorprendente, al parecer sin conexión con ese proceso: que la Sala Penal de ese alto tribunal intervino en abril de este año un teléfono celular del senador y expresidente, Álvaro Uribe Vélez.

El propio expresidente contó el hecho en un trino publicado hoy en su cuenta en Twitter: “Hablé con un parlamentario con quien no tengo contacto. Lo hice porque me escribió y quería apoyar a nuestro candidato Presidencial, sobre el parlamentario hay una investigación y entonces me empezaron a interceptar como que yo fuera el parlamentario”.

El hecho también fue confirmado a Caracol Radio por uno de los abogados del expresidente Uribe.

Fuentes de la Corte explicaron que, legalmente, se ordenó la interceptación de los números de contacto del representante liberal Nilton Córdoba, pues se estaba indagando sobre su presunta participación en el Cartel de la Toga.

Fueron dos números los que se intervinieron y que se tomaron de los informes secretariales y de la información que figuraba en el expediente sobre una presunta apropiación de recursos por parte de Córdoba, que estaba en el despacho de Gustavo Malo.

Lea también: Defensa Uribe presentó nulidad contra proceso por manipulación de testigos

Se hicieron los seguimientos, y luego de dos semanas se le informó al magistrado investigador que uno de los celulares del liberal, era realmente del expresidente. De inmediato se ordenó la cancelación de las interceptaciones.

La duda que ronda en el Tribunal es por qué, el celular del expresidente aparecía en los datos del representante. 

De todo esto fue notificado el expresidente cuando se le respondió un derecho de petición que envió, en el que se lee: “Aquí es preciso resaltar que el informe referido ni siquiera se especificó la identidad de la persona que empleaba la línea interceptada, en la medida que no resultaba pertinente ni relevante en tal actuación”.

Y agrega: “de esta manera, la interceptación del abonado celular obedeció a un hallazgo imprevisto e inevitable”.

Cargando