Polémica en el fútbol colombiano por racismo del uruguayo Álvarez

En el partido entre Once Caldas y Rionegro Águilas se desató la polémica.

Twitter @AguilasDoradasR / Colprensa

Una polémica por racismo se desató en el fútbol colombiano, luego del encuentro entre Rionegro Águilas y Once Caldas correspondiente a la fecha 9 de la Liga Águila, en el que el técnico Hubert Bodhert y el arquero Lucero Álvarez terminaron expulsados tras insultarse.

Terminado el partido y en la posterior rueda de prensa, el técnico del conjunto blanco afirmó que el jugador Johan Carbonero había sido víctima de insultos racistas por parte del arquero de Rionegro, Lucero Álvarez, asegurando que este le gritó: "'negro la puta que te pareó", y más comentarios a lo largo del encuentro.

Le puede interesar: Bodhert: No vendrán extranjeros a maltratarnos. Somos negros a mucho honor

"Nosotros no somos indígenas, aquí no van a venir extranjeros a maltratarnos, nosotros somos negros a mucho honor. No puede venir un jugador tan grande a maltratar un chico de 20 años", puntualizó el entrenador.

Todo lo manifestado por Bodhert en la rueda de prensa, salió a flote luego de que el presidente de Rionegro Águilas, Fernando Salazar, irrumpiera en la mitad de la conferencia gritando al técnico por haber insultado a Álvarez, a lo que Bodhert respondió con lo mencionado anteriormente.

Posteriormente, el arquero Lucero Álvarez dialogó en el Alargue de Caracol Radio, y aseguró que:

"El presidente me dijo que Bodhert me estaba denunciando por comentarios racistas, pero no es así. Él me dijo una mala palabra y se la contesté. Eso lo veo como una calentura porque venían invictos y querían mantener esa condición. Nunca dije lo que el entrenador del Caldas afirma. Ojalá que esto se aclare".

Puede interesarle: Lucero Álvarez: No hice alusión al racismo.

Finalmente, el Once Caldas sacó un comunicado rechazando por completo el hecho, pidiendo a la Comisión disciplinaria de la Federación Colombiana aplicar el código con todo el rigor.

El arquero uruguayo de 33 años de edad, está expuesto a una sanción por parte de la Comisión disciplinaria de 5 a 10 fechas por fuera de las canchas.