¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

No deben haber restricciones frente a manifestaciones religiosas: Corte

La Corte Constitucional rechazó las prohibiciones a dos reclusos bajo argumentos de salubridad y orden.

Carceles /

La Corte Constitucional revisó dos tutelas de reclusos que se vieron obligados a dejar sus prácticas religiosas por órdenes de los centros de reclusión en los que estaban.

Le puede interesar: Encuentran celulares, droga y armas en Cárcel de mujeres de Cartagena

A uno de ellos, cuando llegó a la cárcel de Yopal, le quitaron sus rastas pese a su pertenencia activa a la Comunidad Rastafari por más de 14 años donde el cabello constituye un símbolo de sumisión y respeto a Jesucristo y en la que, además, se debe llevar una dieta vegetariana. Al otro, en la cárcel de Cómbita, se le negó la posibilidad de ingresar y conservar una imagen del Divino Niño Jesús que solicitaba para ejercer su devoción y adoración ya que hace parte de la Iglesia Católica hace más de 20 años.

Los dos centros penitenciarios argumentaron que las restricciones no fueron irracionales, por el contrario, obedecieron al cumplimiento de las previsiones normativas contempladas en los reglamentos internos de las cárceles que imponen normas y procedimientos de conducta por razones de disciplina, seguridad, orden interno y salubridad. Pero otra cosa dice la Corte.

Dice el tribunal que las autoridades públicas deben asegurar las condiciones necesarias para que los reclusos profesen su fe y por tanto, “esto involucra la posibilidad de que asuman actos o comportamientos que exterioricen sus creencias de manera consecuente, facultad que puede ser objeto de intervención estatal en términos concordantes con los principios de razonabilidad y proporcionalidad”. Y en los dos casos, las restricciones fueron injustificadas, de hecho no se buscaron alternativas que no afectaran de una manera menos gravosa los derechos a la libertad de cultos de las dos personas.

Lea también: Persisten fallas que mantienen la crisis penitenciaria: Contraloría

“La existencia de una restricción injustificada en el ejercicio de la identidad espiritual de los internos, esto es, las actuaciones en virtud de las cuales son obligados a actuar contra su creer y su sentir, dificultan el proceso de resocialización al que se encuentran sometidos por virtud de la relación especial de sujeción, edificada sobre la idea de desarrollar “todo un cuidadoso sistema que pretende respetar los valores propios de la dignidad humana reconocidos a todos los reclusos, estableciendo garantías que hagan de la experiencia en las cárceles una etapa constructiva y regeneradora del individuo"”, señaló.

En consecuencia en el primer caso se dice que aunque la persona ya no está recluida, si regresa no le pueden prohibir dejarse crecer sus rastas y se le debe garantizar una dieta vegetariana, y en el segundo, dice que no se le puede volver a prohibir o quitar la imagen del Divino Niño.

Cargando